El abogado de la familia pide que se avance en identificación de otros restos del  exintegrante del M-19.

Toma del Palacio de Justicia
La toma del Palacio de Justicia en Bogotá
Foto: Colprensa

Los familiares de Alfonso Jackin, exintegrante del M -19, señalaron que pese a que la Fiscalía logró identificar algunos de los restos del exguerrillero no recibirán por el momento esos despojos porque esperan que Medicina Legal termine de verificar si descubre otras partes del cuerpo de su ser querido.

“Fueron identificadas unas partes de las costillas, de la columna y de la base del fémur, eso es lo qué hay, pero frente a 7 u 8 restos óseos de 232 que tiene el cuerpo del ser humano, pues no se puede recibir así”, dijo el abogado Carreño.

El jurista dejó en claro que la familia está esperando que Medicina Legal termine la verificación que hace a las 34 cajas restantes que contienen restos, los cuales fueron exhumados en 1998 de una fosa común del cementerio del sur.

Muchos de los restos podrían corresponder a posibles víctimas del operativo de toma y retoma del Palacio de Justicia, ocurrido en noviembre de 1985.

A propósito de estos hechos el director del Instituto Nacional de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, reveló que en este momento los peritos forenses avanzan en las labores con el fin lograr la plena identificación de 82 cuerpos de posibles víctimas del holocausto.

Asimismo, reportó que en relación con este caso se han realizado 32 exhumaciones de victimas, se han sometido a análisis interdisciplinario 64 cuerpos y los procesos más avanzados se surten con 21 despojos mortales.

Esta declaración la entregó Valdés a propósito de la identificación que se logró de los  cuerpos de Libardo Durán, escolta personal del entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia Alfonso Reyes Echandía y de Noralba García y Alfonso Jacquin, integrantes del M-19, reportados como desaparecidos del Palacio de Justicia.

Inicialmente, en 1985, los familiares de Libardo Durán recibieron un cuerpo que supuestamente correspondía al escolta del expresidente de la Corte; sin embargo, la Fiscalía estableció que en realidad los restos entregados hace 32 años eran de Noralba García y Alfonso Jacquin, quienes murieron en el cuarto piso del Palacio de Justicia.

Ante este escenario los investigadores avanzaron en la búsqueda del cuerpo de Libardo Durán y lo ubicaron entre los restos que fueron exhumados en 1998, en una fosa común del Cementerio del Sur, en Bogotá, en cuyo lugar también fueron encontrados desaparecidos en la avalancha de Armero, Tolima y personas no identificadas.

De igual forma Valdés reconoció que para la época de los hechos Medicina Legal fue una de las entidades que propició parte los errores en la entrega a sus familiares de los restos de estas víctimas.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido