Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Protesta contra feminicidios en Bogotá
El profesor universitario está en el centro de una dura controversia por decir que el "feminicidio es un actor de amor"
Colprensa

Varios videos de las cámaras de seguridad del barrio La Estrada, localidad de Engativá, fueron clave para esclarecer el crimen de Fanny Moreno Rojas, una mujer de 60 años cuyo cuerpo sin vida apareció el 12 de abril en zona boscosa de la vereda Pueblo Viejo, en la vía que comunica Cota-Suba.

Lea además: El 81 % de los feminicidios en Antioquia ocurrieron en la casa de las mujeres

En los videos se puede evidenciar que en la noche del 7 de abril un hombre ingresó a la vivienda ubicada en la carrera 69 No. 64 C 32. Pocos minutos después aparece el mismo individuo arrastrando por la fuerza a una mujer hasta llevarla al vehículo que había dejado parqueado en una esquina.
 

Gracias a la ubicación de una de las cámaras se pudo obtener un plano que permitió identificar sin falta al misterioso hombre, era José Carlos Ramírez Torres, esposo de Fanny. El hombre vivía en esa misma casa pero dormía en cuarto separados puesto que la relación estaba pasando por varios problemas.

Lea también: Más de 4.000 mujeres fueron víctimas de feminicidio en 2020 en América Latina

Cuando fue contactado por los familiares de Fanny el hombre aseguró que tenía conocimiento que ella tenía un viaje planeado y que no sabía si lo había realizado. Sin embargo, teniendo en cuenta las pruebas y sus constantes contradicciones se ordenó la captura.

El mismo día que fue detenido el hombre tomó la decisión se dar la ubicación exacta donde se encontraba el cuerpo sin vida de Fanny. Pese a esta evidencia José Carlos no aceptó en la audiencia de imputación su responsabilidad en el crimen.

En la investigación se determinó que esa noche José Carlos y Fanny sostuvieron una discusión. En medio del forcejeo y los insultos, Fanny cayó del tercer piso de la vivienda al segundo. Por el impacto del golpe perdió el conocimiento.

Le puede interesar: "Él intentó asesinarme y no debe quedar libre": víctima de intento de feminicidio en el Atlántico

Sin pensarlo dos veces arrastró el cuerpo por toda la casa, lo sacó y lo subió a su vehículo. Tras varias horas de recorrido tomó la decisión de llegar hasta un paraje desolado para botar el cuerpo y borrar cualquier tipo de evidencia sobre la muerte de la mujer con la que compartió 15 años de vida.

Las autoridades encantaron que la mujer había recibido varios impactos con arma de fuego que acabaron definitivamente con su vida. El dictamen de Medicina Legal reportó además golpes y signos de tortura.

No fue hasta septiembre de 2021 que el hombre reconoció su responsabilidad en este feminicidio en la audiencia de acusación.

Por estos hechos un juez de conocimiento condenó a José Carlos Ramírez Torres a 36 años de prisión por su responsabilidad en los delitos de feminicidio agravado, desaparición forzada y porte ilegal de armas de fuego.

Fuente

Sistema integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.