Cargando contenido

Las acciones se toman por la crisis denunciada por estudiantes y docentes 

Fiscalía sobre UniAutónoma
RCN Radio

La Fiscalía General de la  Nación inició las labores de Policía Judicial que permita dentro de la investigación penal para definir las incidencias que han denunciado los estudiantes y docentes de la Universidad Autónoma del Caribe.

La fiscal encargada, María  Paulina Riveros, también tuvo en cuenta la carta enviada por parte de la ministra de Educación Yaneth Giha, informando sobre las acciones que se han adelantado desde la entidad por la crisis en la UniAutónoma.

"Lo que viene es que iniciamos las labores de Policía Judicial que permitan evaluar y juzgar a las personas señaladas en estas investigaciones", indicó la fiscal encargada.

Claudia Arias, estudiante de comunicación Social señaló que desde que iniciaron las protestas en la Universidad Autónoma se han sentido señalados y en peligro por personas que hacen parte de la institución.

Este jueves la fiscal General de la Nación, (e) María Paulina Riveros, llego a Barranquilla a impulsar políticas contra la violencia intrafamiliar y de paso se reunió con estudiantes y autoridades locales para tratar el tema de la Universidad Autónoma del Caribe. 

El sindicato de la UniAutónoma inició una toma pacífica de esa alma mater, en la que no permiten el ingreso a personas diferentes a los miembros de su sindicato, estudiantes o padres de estos.

Por su parte estudiantes de diferentes carreras, con dramatizados y arengas  exigieron la salida del rector Ramsés Vargas y el consejo directivo, mientras que profesores hablan de congelar este semestre y reiniciar a partir del segundo de este año.

Isaias Molina, profesor tiempo completo de esta universidad explicó que consiste en una toma pacífica para llamar la atención de autoridades sobre la crisis por la que atraviesa la institución.

Andrea Hasselbrink, alumna de UniAutónoma dijo que exige la salida de rector a quien se refirió con palabras ofensivas como "rata de alcantarilla" y de su consejo directivo al que calificó de "su cúpula" o círculo familiar.

Juan JoséLlanos, otro estudiante, explicó que decidieron unirse a la toma porque "personas fuera del sindicato pretendían seguir dando clases a pesar de las irregularidades".

Por su parte Juan Carlos Carrillo, trabajador de la U. se declaró en asamblea permanente para “recuperar lo que queda de dignidad de la alma mater”.

El docente Giovanny Polifronni habló de la posibilidad de congelar este semestre y reiniciar a mitad de este año 2017.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido