El expresidente de Conalvías pagó millonarios sobornos para recibir contratos viales.

ANDRÉS JARAMILLO
El expresidente de Conalvías, Andrés Jaramillo.
Colprensa

La Fiscalía General acusó formalmente al expresidente de Conalvias, Andrés Jaramillo López por supuestamente haberse beneficiado de manera ilegal con millonarios contratos viales en la capital de la República.

El empresario y contratista fue señalado de haber pagado millonarios sobornos a dirigentes políticos y funcionarios del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) para que se modificaran los pliegos de condiciones y beneficiar así sus propuestas.

Según la Fiscalía General, Jaramillo se habría beneficiado ilícitamente por un monto de $269.000 millones. Por estos hechos deberá responder por los delitos de interés indebido en celebración de contratos y cohecho por dar u ofrecer.

En el escrito, presentado ante un juez de conocimiento, el ente investigador señaló que el empresario "acordó y obtuvo comisiones ilícitas, por la adjudicación, adición y cesión de los contratos públicos considerados como estratégicos, tras la alianza con funcionarios del IDU, y con contratistas particulares favorecidos, como los miembros del Grupo Nule y Andrés Jaramillo".  

El entonces gerente de Conalvías, una de las empresas de construcción más grandes, se habría beneficiado de dineros públicos del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) y Transmilenio, en la suma de $205.386’021.951. Además, de ser  favorecido directamente por el IDU y vía Laudo Arbitral, en cuantía de $34.188’943.201, más los 28.081’044.349, que no fueron amortizados por el cesionario, para un monto total de 269.000 millones de pesos. 

Dicha empresa habría logrado de manera fraudulenta el contrato IDU No. 138 del 26 de diciembre de 2007, del Grupo cinco de la Fase III de TransMilenio, se hallaron irregularidades en la adjudicación, así como en el trámite y celebración de la adición No.1 de junio 25 de 2009, realizada a dicho contrato. 

En el contrato IDU No. 137 de 2007 del Grupo cuatro de la Fase III de Transmilenio, se habrían presentado irregularidades en la formalización de la cesión del contrato. Implican la forma cómo llegó a ser cesionario la Promesa de Constitución de Sociedad Futura Vías de Bogotá SAS y las modificaciones introducidas por el IDU en su favor a través de los otrosíes que cambiaron el objeto del contrato. 

“Permitió la apropiación injusta de dineros desde la no amortización del anticipo pendiente del anterior contratista cedente, el cambio de precios, la exclusión de obras, la inclusión para su pago de factores de contingencia, todo esto arrojó la obtención de valores adicionales injustificados en su favor dentro de la obra contratada”, sostuvo el delegado en este proceso penal. 

De otro lado, por la adición No. 1 del contrato 138 de 2007, ocurrió el ofrecimiento de promesa remuneratoria y entrega de dinero a servidores públicos como Néstor Iván Moreno Rojas, el exalcalde Samuel Moreno Rojas y la exdirectora del IDU Liliana Pardo Gaona. 

Para la Fiscalía General, con su comportamiento el ahora procesado lesionó el bien jurídico de la administración pública, al vulnerar junto con funcionarios públicos, los principios de transparencia, selección objetiva, e imparcialidad, sin que tuviera justa causa para ello. 

Jaramillo López, se encuentra privado de su libertad en la Cárcel La Picota, en virtud de medida de aseguramiento de detención preventiva impuesta el 1 de febrero de 2017 por el Juez 65 Penal Municipal con funciones de control de garantías.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido