Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Javier Ordóñez
Archivo

La Fiscalía General de la Nación tiene listo un arsenal de pruebas documentales y testimoniales con el fin de enfrentar el juicio que se avecina contra el patrullero Harvey Damián Rodríguez Diaz.

El uniformado de la Policía está siendo procesado por su presunta responsabilidad en la muerte del estudiante de Derecho, Javier Ordóñez, ocurrida en la madrugada del 9 de septiembre de 2020 en Bogotá en medio de una acción policial adelantada en el barrio Villaluz, de la localidad de Engativá, en el noroccidente de Bogotá.

Lea tambiénLa alcaldesa de Bogotá dice que el Paro Nacional disparó la inseguridad en la ciudad

Un fiscal adscrito a la Dirección Especializada contra las violaciones a los Derechos Humanos cuenta con más de cien pruebas técnicas, entre ellas la necropsia del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, que evidenció el violento ataque.

Además, el video grabado por Juan David Uribe, amigo de  Ordóñez, quien mostró las agresiones desenfrenadas de los uniformados, y más de 62 testigos como pruebas clave para el juicio oral que se iniciará próximamente contra el uniformado Rodríguez Díaz por tortura agravada y homicidio agravado. De ser hallado culpable, podría enfrentar una pena superior a los 37 años de cárcel.

Por estos mismos hechos, el pasado 7 de julio fue condenado a veinte años de prisión y el pago de una multa de 1.500 salarios mínimos mensuales legales el compañero de Rodríguez y también patrullero Juan Camilo Lloreda, quien se declaró culpable tras firmar un preacuerdo con la Fiscalía en el que aceptó su autoría en los mismos delitos.

Adicionalmente, se comprometió a  colaborar  eficazmente con el pleno esclarecimiento de lo ocurrido para judicializar a otros implicados  y realizar un acto público de perdón dirigido a las víctimas como componente de reparación y muestra de arrepentimiento.

Lea también: Mindefensa pidió celeridad en investigación por muerte del soldado Javier Estiven Sánchez

Sumado a ello, la Procuraduría General de la Nación destituyó e inhabilitó a estos dos uniformados por 20 años al encontrarlos responsables por haber excedido el uso de la fuerza pública contra el abogado Javier Ordóñez.  

De manera simultánea, la Fiscalía e investigadores del CTI avanzan en la recolección de otras pruebas para judicializar a por lo menos otros dos policías por omisión, al no haber actuado de manera oportuna para evitar que sus otros dos compañeros torturaran a Javier Ordóñez, hasta ocasionarle  la muerte.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.