Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Tribunal Superior de Barranquilla retomó audiencia.
AFP

La Fiscalía General de la Nación vinculó formalmente a investigación y citó a responder en indagatoria una vez sea deportado al país al exjefe paramilitar Salvatore Mancuso Gómez como posible autor del asesinato del exdecano de la Facultad de Educación de la Universidad de Magdalena, Roque Alfonso Morelli Zarate.

La decisión fue adoptada por una fiscal adscrita a la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, en que se prepara un gigantesco dispositivo de las autoridades de Estados Unidos para deportar desde ese país a Colombia a Salvatore Mancuso para que responda ante la justicia nacional.

En la misma determinación, la fiscal especializada resolvió la situación jurídica del exjefe paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40; y le impuso medida de aseguramiento de detención preventiva en establecimiento carcelario como presunto responsable de este homicidio del exdecano universitario.

 

 

“Los elementos de prueba indican que el docente fue atacado con armas de fuego el 5 de septiembre de 2002, en Santa Marta (Magdalena), por integrantes del Bloque Norte de las extintas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), en atención a los lineamientos criminales impartidos por el entonces cabecilla, alias Jorge 40”, señaló la Fiscalía.

La Fiscalía confirmó que en diligencia de indagatoria realizada el 7 junio de 2022, alias Jorge 40 aceptó su participación en los hechos y se sometió a sentencia anticipada, en atención a lo previsto en la Ley 600 (anterior Sistema Penal). 

En el caso de alias Rodrigo Tovar Pupo la condena se conocerá en la fecha que establezca el juez a cargo del caso.

En contra de Salvatore Mancuso pesan alrededor de 60 medidas de aseguramiento en su contra en las salas de Justicia y Paz de Bogotá y Barranquilla, por delitos como desapariciones forzadas, desplazamientos forzados, violencias basadas en género, reclutamientos ilícitos y otros crímenes de guerra. 

También contra Mancuso pesa una orden de captura emitida por la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Barranquilla, por hechos ocurridos cuando era comandante del Bloque Montes de María de las Autodefensas Unidas de Colombia y su responsabilidad en por lo menos 130 crímenes cometidos entre 1997 y 2005 en los departamentos de Bolívar, Sucre y Córdoba.

Por su parte, la defensa de Salvatore Mancuso señaló que el regreso al país del exjefe paramnilitar es clave porque aún son muy grandes los hechos que tiene por contar su cliente a  la justicia de Colombia sobre los nexos de miembros de la fuerza pública y otros actores políticos y agentes del Estados con las extintas autodefensas.  

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.