Cargando contenido

Una empresa del excomandante de la Policía Metropolitana habría solicitado información privilegiada.

Humberto Guatibonza, general retirado de la Policía
Humberto Guatibonza, general retirado de la Policía
Colprensa

La Fiscalía General citó a interrogatorio al excomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general (r) Humberto Guatibonza por su presunta vinculación a una sofisticada red de 'chuzadas' e interceptaciones ilegales.

El fiscal General, Néstor Humberto Martínez recordó que el oficial en retiro de la Policía fue mencionado en varios apartes de la investigación que se hizo en contra de esta red.

Según el jefe del ente investigador, la citación a Guatibonza se sustenta en las pruebas recolectadas y los testimonios suministrados por parte de los propios miembros de esta red delincuencial.

En la audiencia que se celebra en la ciudad de Cali, el fiscal del caso mencionó al otrora exdirector del Gaula de la Policía, indicando que fue mencionado en varias comunicaciones interceptadas.

En una de de las charlas, una persona le exigía a la red “que rastrearan mensajes en WhatsApp para confirmar una infidelidad de la pareja de un amigo abogado” del excomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

El oficial en retiro, mediante un comunicado, rechazó estos señalamientos indicando que ni él ni la empresa que creó después de su salida de la Institución tuvieron nexos con la red desmantelada en las últimas horas por la Fiscalía.

En el documento, se comprometió a colaborar con las autoridades para esclarecer todo este asunto, indicando que su único interés es que su nombre quede limpio. 

El Fiscal General aseguró que se siguen adelantando otras investigaciones por estos hechos con el fin de identificar a otras personas que habían pagado por obtener información privilegiada de manera ilegal. 

“Esto existe porque hay ciudadanos, empresarios, políticos (y) agentes del Estado que están interesados en conocer información privada de las personas; eso crea un mercado ilegal y a esos determinadores,  a esos clientes, los vamos a judicializar con la misma determinación”, dijo Martínez.

Sostuvo además que “estas son actividades criminales que ofenden la privacidad de los ciudadanos y por eso la Fiscalía tiene que combatirlas con toda determinación. Además, porque disputan en un mercado ilegal las competencias del Estado y particularmente de la Fiscalía”.

Por estos hechos, fueron capturados el pasado sábado tres oficiales retirados del Ejército Nacional y la Policía Nacional, así como una exfuncionaria del Ministerio de las TIC.

Los procesados se declararon inocentes de los delitos de concierto para delinquir agravado, utilización ilícita de redes de comunicaciones agravada, acceso abusivo a un sistema informático agravado, violación de datos personales agravados, uso de software malicioso agravado y daño informático agravado.

Debido a la gravedad de los hechos y la posibilidad que los imputados destruyan información y afecten la investigación, la Fiscalía General le solicitó a un juez de control de garantías de Cali que les imponga medida de aseguramiento privativa de la libertad. 

En la audiencia que se celebra en la ciudad de Cali, el fiscal del caso mencionó al otrora exdirector del Gaula de la Policía, indicando que fue mencionado en varias comunicaciones interceptadas.

En una de de las charlas, una persona le exigía a la red “que rastrearan mensajes en WhatsApp para confirmar una infidelidad de la pareja de un amigo abogado” del excomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

El oficial en retiro, mediante un comunicado, rechazó estos señalamientos indicando que ni él ni la empresa que creó después de su salida de la Institución tuvieron nexos con la red desmantelada en las últimas horas por la Fiscalía.

En el documento, se comprometió a colaborar con las autoridades para esclarecer todo este asunto, indicando que su único interés es que su nombre quede limpio. 

El Fiscal General aseguró que se siguen adelantando otras investigaciones por estos hechos con el fin de identificar a otras personas que habían pagado por obtener información privilegiada de manera ilegal. 

“Esto existe porque hay ciudadanos, empresarios, políticos (y) agentes del Estado que están interesados en conocer información privada de las personas; eso crea un mercado ilegal y a esos determinadores,  a esos clientes, los vamos a judicializar con la misma determinación”, dijo Martínez.

Sostuvo además que “estas son actividades criminales que ofenden la privacidad de los ciudadanos y por eso la Fiscalía tiene que combatirlas con toda determinación. Además, porque disputan en un mercado ilegal las competencias del Estado y particularmente de la Fiscalía”.

Por estos hechos, fueron capturados el pasado sábado tres oficiales retirados del Ejército Nacional y la Policía Nacional, así como una exfuncionaria del Ministerio de las TIC.

Los procesados se declararon inocentes de los delitos de concierto para delinquir agravado, utilización ilícita de redes de comunicaciones agravada, acceso abusivo a un sistema informático agravado, violación de datos personales agravados, uso de software malicioso agravado y daño informático agravado.

Debido a la gravedad de los hechos y la posibilidad que los imputados destruyan información y afecten la investigación, la Fiscalía General le solicitó a un juez de control de garantías de Cali que les imponga medida de aseguramiento privativa de la libertad. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido