Cargando contenido

En los operativos fueron capturadas seis personas y se intensificaron las diligencias para detener a otros implicados.

Bus Accidentado Marihuana Fiscalía Ecuador 1
Imagen del bus accidentado el año pasado en el sector de Papallacta, proveniente de Colombia, que tenía en su interior una caleta con más de media tonelada de marihuana.
Cortesía: Twitter Fiscalía de Ecuador

El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, reveló que fue desarticulada la organización criminal dedicada a actividades de narcotráfico, la cual está relacionada con el cargamento de 637 kilogramos de marihuana descubierta en el bus que se accidentó cerca a Quinto (Ecuador).

El siniestro del bus se registró el pasado martes 14 de agosto cuando la Cancillería colombiana informó de un accidente que cobró la vida de 24 personas, entre ellas 19 colombianos. 

Los operativos fueron posibles gracias a la denuncia de una Junta de Acción Comunal de Ibagué y a una labor conjunta entre la Unidad Regional Antinarcóticos (URA) Sur y el Grupo Antinarcóticos del CTI (SeccionalTolima), que venia adelantado indagaciones desde julio de 2017.

El fiscal general advirtió que en el transcurso de los operativos fueron capturadas seis personas señaladas de integrar una red criminal denominada ‘Los Mercaderes de la Frontera’, dedicada al trafico de droga al por mayor en diferentes municipios de Tolima, Huila y Valle de Cauca, la cual extendió sus tentáculos hacia países del sur del continente, principalmente Ecuador y Chile.

Interceptaciones telefónicas 

De acuerdo con los investigadores, las interceptaciones y seguimientos realizados permitieron  determinar que esta organización comercializaba base coca en pasta y polvo y marihuana creepy.

También tenía una estructura funcional para realizar la dosificación y distribución de  los estupefacientes que eran almacenados en un laboratorio clandestino ubicado en el barrio Varsovia de Ibagué, sede principal de su actividades ilegales.

Luego de intensos rastreos y seguimientos, agentes especiales del CTI allanaron dos viviendas ubicadas en el centro de Ibagué y capturaron a los seis presuntos integrantes de la organización criminal, tres de ellos en flagrancia.

En el bus se movilizaban 43 personas que salieron desde Cali, aparentemente, con destino a Quito. En medio del recorrido, a las tres de la madrugada en el kilómetro 8 vía Papallacta, a las afueras de la capital de Ecuador, se estrelló contra un vehículo Trooper en el que viajaba una familia de cuatro integrantes.

Los capturados

La Fiscalía reportó que los seis capturados son: Juan Gabriel Céspedes González, proveedor principal y vínculo con narcotraficantes de Valle, Risaralda y Caquetá; Jairo Espinosa Méndez, principal proveedor en Ibagué y Luis Alejandro Espinosa Mora, hombre de confianza de Jairo Espinosa y distribuidor de las ‘ollas’.

De igual forma están Ana Lucía Salamanca Mendieta, expendedora; Lina Jimena Pinzón Cárdenas, esposa de Jairo Espinosa y distribuidora y Erika Tatiana Nieto Tinoco, distribuidora, quien tenía detención domiciliaria.

Los detenidos serán imputados por los delitos de concierto para delinquir, porte ilegal de armas y tráfico, fabricación y porte de estupefacientes. 

Los narcobuses y la tragedia de Ecuador 

El fiscal Martínez señaló que se estableció que Juan Gabriel Cespedes González  era socio, junto a otros capos de Pereira, Cali y Caquetá de este cartel de los 'narcobuses'.

Los investigadores evidenciaron que Cespedes González, presuntamente, fue quien coordinó desde julio pasado el operativo de envío de la marihuana, cargada desde Cali hacia Ecuador, y cuyo destino final sería Chile para triplicar su valor en el mercado negro.

Otro de los señalados narcotraficantes que fueron plenamente identificados por la Fiscalía es la caleña Alias 'La Cucha', quien falleció en el accidente del bus en Ecuador junto con otras 23 personas.

Los fiscales a cargo del caso advirtieron que la modalidad criminal de mimetizar cargamentos de drogas en buses que daban apariencia de servicio turístico como el accidentado en Ecuador, no era casual.

"Se trata de una empresa delictiva continuada, pues la información recaudada evidencia que en 2017 ya habría pasado otro vehículo cubriendo la misma ruta desde Cali, Valle, hacia Quito, con destino final Chile. Otros dos buses también habían hecho el mismo recorrido este año, con droga al interior de los vehículos, cuyo destino final sería el mismo", dijo Martínez.

El trayecto de la muerte

Las pruebas permitieron reconstruir el trayecto del bus accidentado y evidenciar que fue cargado en la ciudad de Cali, desde donde emprendió su viaje a Ecuador.

Los fiscales establecieron que aunque inicialmente el bus saldría por Ipiales, al existir controles de la Policía se desvió mediante la ruta Popayán- Pitalito- San José de Isnos, Mocoa – Sucumbíos. En Isnos sufrió un percance técnico y  durante todo el trayecto fue custodiado por un vehículo particular comprado en la ciudad de Ibagué.

Las evidencias y pruebas técnicas con que cuenta la Fiscalía fueron compartidas con las autoridades del Ecuador con el fin de que en ese país se pueda judicializar a parte de los autores de este tráfico de droga.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido