Cargando contenido

Autoridades aseguran que en la capital antioqueña se han cometido crímenes con balas de la Guardia Nacional Bolivariana.

Balas
Cortesía: RCN Televisión

En manos de las bandas delincuenciales de Medellín está quedando la munición que desde Venezuela está siendo traficada a la ciudad, según confirmó el fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez Neira.

De acuerdo con las informaciones de las autoridades, se cometió un crimen en la capital antioqueña con una bala fabricada en el vecino país.

Martínez Neira aseguró que fue hallado un cuerpo con una bala marcada como Cavim, empresa que surte de este tipo de material bélico a la Guardia Nacional Bolivariana, por lo que anunció que solicitará la colaboración de las autoridades de Venezuela para evitar que esta actividad no se vuelva recurrente. 

Lea también: ONU alerta ante incremento de desplazamiento forzado en Colombia

El fiscal aclaró que, según los estudios de balística en el país, solo a Medellín estaría llegando dicha munición. Entre tanto, se adelantan las investigaciones para determinar si estas armas se estarían traficando a otras regiones como el Bajo Cauca.

Capturas Bajo Cauca

En un gigantesco operativo para recuperar la seguridad en el Bajo Cauca antioqueño y el Sur de Córdoba, fueron capturados 111 presuntos integrantes del Clan del Golfo, los Caparrapos, el ELN, y Grupo Armado organizado Residual de las Farc, quienes estarían implicados en homicidios, secuestros, narcotráfico, desplazamientos forzados, minería ilegal, extorsiones y reclutamiento de menores.

En Medellín, el Fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez Neira, explicó  que entre los detenidos se destaca, Nicolás Gabriel Pantoja López, alias Caremalo, principal cabecilla de los Caparrapos en Tarazá, por cuya captura las autoridades ofrecían 500 millones de pesos.

De la misma forma, fue detenido el segundo al mando de la organización quien se encuentra en cuidados intensivos tras resultar herido en la mega operación en la cual participaron 5 mil hombres de la Policía, el Ejército, La Armada, La Fuerza Área y el CTI de la Fiscalía.

Las finanzas de estas organizaciones ilegales también fueron golpeadas con la ocupación con fines de extinción de dominio de 14 bienes pertenecientes al exalcalde de Tarazá, Jorge Eliécer Pérez Pérez, avaluadas en 2 mil 500 millones de pesos.

Cabe mencionar que el exmandatario está condenado a 18 años de prisión por corrupción.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido