Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El Redentor
Centro de reclusión para menores El Redentor (Bogotá).
Foto: Colprensa

La Fiscalía General escuchó entrevista a los 20 menores que resultaron víctimas de las agresiones físicas por parte de un grupo de agentes de la Policía en el Centro de Reclusión El Redentor en Bogotá.

Los investigadores de la Fiscalía señalaron que también se practicaron los respectivamente exámenes médicos legales a doce de estos adolescentes, para determinar judicialmente el grado de las lesiones de que fueron objeto.

Igualmente dejó en claro que ante la gravedad de los hechos este organismo se opondrá a cualquier solicitud orientada a que este caso que involucra a uniformados pase a la justicia penal militar, porque su actuación no hacía parte de sus funciones.

Leer másFiscalía abre investigación por presunto maltrato a menores en El Redentor

En su oportunidad, el fiscal delegado para la Infancia y la Adolescencia, Mario Gómez, calificó estos hechos como actos crueles e inhumanos, que configuran el delito de tortura.

“A propósito de unos videos que muestran a personal del cuerpo de Policía Nacional golpeando severamente, de forma cruel e inhumana, a adolescentes que están purgando una pena privativa de la libertad en un centro de atención especializado, después de haber sido condenado en el sistema de responsabilidad penal adolescente, esta Fiscalía adelanta una  noticia criminal para investigar tales eventos”, dijo Gómez.

Más enHasta 15 años de cárcel pagarían responsables de agresiones en El Redentor

“La Policía Nacional, de manera franca y sincera, ha expresado que los hechos derivarían de un intento de fuga que fue controlado de manera desproporcionada y que arrojó heridos en el caso de los dos policías que fueron apuñalados, pero que evidentemente en ningún caso podría justificar actos inhumanos de trato cruel, desproporcionado, exagerado y violento”, indicó.

Agregó que en coordinación con las demás autoridades se ha procurado por prestar una inmediata atención a los menores agredidos con el fin de garantizar su seguridad física y mental.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.