Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

María Paula Pizarro y Antonio Figueredo
María Paula Pizarro y Antonio Figueredo
Tomada del Twitter de @juliherrerap

Luego de que se conociera de un nuevo caso de violencia de género en Santander que involucra a una joven de médica de 27 años y a Antonio Figueredo Moreno, un reconocido cirujano cardiovascular de la región, en las últimas horas la Fiscalía General indicó que este miércoles 15 de diciembre será la imputación de cargos.

El ente acusador el imputará dos delitos, uno de ellos por violencia intrafamiliar y otro por acceso carnal violento, tras haber, presuntamente, agredido brutalmente a esta joven médica, identificada como María Paula Pizarro, con quien sostenía una relación sentimental desde hace meses y a quien habría golpeado hasta causarle fractura en tres dientes y varios hematomas en el rostro y cuerpo.

La nueva diligencia se llevará a cabo en el Centro de Servicios Judiciales de Floridablanca (Santander), hasta donde se espera que llegue con su abogado.

Lea también: En Tocancipá lograron decirle no al cobro de la contribución para la valorización

Cabe señalar que una vez la joven médica hizo pública su denuncia, Figueredo Moreno fue retirado de su cargo en una reconocida clínica de la región y se desconoce su paradero, pues incluso ya habría incumplido una citación prevista para la semana pasada en la Comisaría de Familia.

La primera denuncia

El primer caso de violencia de género que involucra a este famoso cirujano cardiovascular fue el de María Paula Pizarro, médica santandereana de 27 años, quien contó los detalles de las agresiones de las que fue víctima.

La mujer relató que el pasado 12 de noviembre salió con Figueredo Moreno a un restaurante en Bucaramanga y luego de varias agresiones verbales y psicológicas, se trasladaron hasta una residencia, en donde le habría encontrado algunos mensajes por parte de algunos amigos y habrían desatado la ira del cirujano.

Le puede interesar: Más de 260 guardas se graduaron como Expertos en Seguridad Integral

Pizarro señaló que inmediatamente el médico empezó a golpearla, le lanzó varios puños en el rostro y cuerpo y al caer al piso la pateó en reiteradas ocasiones, quedando indefensa. Tras este hecho, la joven habría logrado darle aviso a su mamé de lo que sucedía, por lo que Figueredo le habría pedido irse de la ciudad.

“Me llevó al sótano de un parqueadero, se cogía la cabeza, decía: ‘Usted se tiene que perder, no se puede ir para su casa así, váyase para la casa de una amiga’. Yo estaba muy asustada, le pedí a Dios que me ayudara, estaba temblando”, contó en una entrevista la víctima.

Otros casos de violencia que involucran al médico

Luego de este caso, se conocieron más denuncias por hechos similares con el médico, una de ellas fue hecha por Érika Plata, una anestesióloga quien habría tenido una relación con el reconocido médico entre 2013 y 2014, y quien también habría sido víctima de agresiones.

Más información: El que quiera detener Hidroituango solo desea algo negativo para Colombia: Iván Duque

La mujer relató para La FM que se tuvo que ir de la ciudad luego de terminar la relación con Figueredo y que el médico la siguió hasta Bogotá, donde ingresó a su apartamento a la fuerza, la golpeó y la amenazó.

“Mantuve una relación con Antonio Figueredo Moreno en 2013 – 2014. Un mes antes del evento me había alejado de Antonio porque ya había mostrado algunos actos violentos y por eso decidí apartarme. Pero esa noche llegué tipo 9:00 a.m. traté de ingresar a mi apartamento y él ingresó de manera brusca y brutal”, relató la joven anestesióloga.

A pesar de que la mujer le pidió en reiteradas ocasiones que saliera de su apartamento, Figueredo Moreno, al parecer habría hecho caso omiso y empezó a violentarla durante varias horas.

Le puede interesar: Descubren desfalco en Emcali por más de $17 mil millones: se pagó un estudio tres veces

 “La forma en la que él optó por actuar fue violenta. Me golpeó desde las 9:00 p.m. hasta las 3:00 a.m., me mantuvo en el piso, cada vez que me intentaba mover él me golpeaba en la cabeza, en la mandíbula y en el cuello. Me mordía, me rasguñaba y en un momento trató de acceder a mí sexualmente. Traté de pedir ayuda, grité, golpeé las paredes pero no obtuve respuesta de ningún tipo”, agregó la especialista de 34 años en su desgarrador relato.

Contra Figueredo Moreno pesaría otra denuncia por una mujer ajena al ámbito médico, quien pidió reserva de su identidad pero que señaló ser otra víctima del cirujano.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.