Cargando contenido

Las autoridades incrementaron la seguridad al magistrado Alberto Rojas Ríos

Cada dron fumigará tres hectáreas diarias y tiene un costo de 1’200.000 al día.
Se espera que progresivamente se incorporen nuevos de estos dispositivos aéreos y se fumiguen otras zonas como el Norte del departamento.
Colprensa

La Fiscalía General confirmó que actualmente se adelanta una investigación por las presuntas amenazas que se habrúan hecho en contra de magistrado de la Corte Constitucional Alberto Rojas Ríos, quien tienen en sus manos frente a la renudación del glifosato en Colombia.

Desde el ente investigador confirmaron que el magistrado ha recibido dos sufragios, uno de esos enviado a uno de sus familiares. Los investigadores buscan establecer si estas intimidaciones están relacionadas con esta decisión judicial.

En contexto: Corte Constitucional: Fiscalía no ha definido quiénes están detrás de las chuzadas

Frente a este temas, las autoridades ya tomaron medidas de fondo en el asunto e incrementaron los esquemas de seguridad del magistrado.

Hace dos meses, Rojas Ríos convocó a una audiencia pública en la que se escucharon a representantes del Gobierno y dirigentes opositores a la reanudación de las aspersiones con glifosato para combatir el incremento de cultivos ilícitos. 

El alto tribunal realiza el seguimiento de la sentencia T- 236 de 2017 que examinó la posible afectación a la salud de los habitantes del municipio de Novita en el departamento del Chocó por el uso del glifosato.

En otras oportunidades la Corte Constitucional ha evaluado el uso de este químico y la aspersión aérea para combatir los cultivos de droga en el país. 

Lea además: Fiscal defendió uso de glifosato: hace el mismo daño que las carnes rojas

De acuerdo con las conclusiones de las sentencias, la Corte ha evidenciado posibles afectaciones a la salud y al medio ambiente. 

Por ejemplo en la sentencia T-300 de 2017 la Corte estudió la fumigación aérea en zonas cercanas a cinco cabildos de la comunidad indígena Nasa  y un resguardo indígena ubicado en el departamento de Putumayo.

En la sentencia T-080 de 2017 la Corte constató que la realización de fumigaciones con glifosato en los territorios del pueblo Carijona del resguardo indígena Puerto Naré en el departamento de Guaviare“generó graves afectaciones a los cultivos tradicionales, el bosque tropical y las viviendas de la zona”. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido