Cargando contenido

Mario Gómez, fiscal delegado para la Infancia y Adolescencia, cuestionó la decisión adoptada.

Mario Gómez, fiscal delegado para la Infancia y la Adolescencia de la Fiscalía General de la Nación
Mario Gómez, fiscal delegado para la Infancia y la Adolescencia de la Fiscalía General de la Nación
Colprensa

Mario Gómez, fiscal delegado para la Infancia y Adolescencia de la Fiscalía General de la Nación, cuestionó que Liad Tsurkel, un israelí socio de Liliana Campos, conocida como La Madame, haya sido puesta en libertad por parte del juzgado 13 penal de conocimiento de Cartagena. 

Según Gómez, el israelí estaba vinculado a redes de explotación sexual comercial y de estímulo a la prostitución en Cartagena, con tráfico de estupefacientes. "Fue dejado en libertad en el marco de un hábeas corpus que nos parece confuso y que amerita por supuesto la investigación de los sucesos que pudieran tener carácter criminal alrededor del comportamiento de los jueces en este caso específico". 

"Hemos hecho un esfuerzo muy grande como para que dejan en libertad a personas que sí son un peligro para la sociedad", aseguró el fiscal Mario Gómez, al explicar que el israelí participó de diversas formas en redes de prostitución en la ciudad amurallada. 

Lea también: Ordenan libertad para israelí involucrado en red de prostitución de ‘La Madame’

El fiscal también dijo que Liad Tsurkel habla español y parte del habeas corpus se otorgó por supuestas anomalías en la traducción del proceso en la audiencia. Según Gómez, el israelí maneja a la perfección el idioma y tiene negocios en Cartagena, razón por la cual anunció que investigará al juez que otorgó la libertad. 

Gómez también dijo que el israelí participó en el caso de la Casa Benjamín. El 31 de julio de 2018, investigadores del CTI de la Fiscalía y de la Policía Nacional ocuparon con fines de extinción del derecho de dominio cuatro inmuebles en los que, al parecer, se cumplían actividades de proxenetismos y explotación sexual de niñas en Cartagena, con la presunta aprobación y connivencia de los administradores o dueños de los establecimientos.

Lea aquí: A la cárcel israelí involucrado en red de explotación infantil en Cartagena

Las propiedades afectadas son los hostales Artún de San Agustín y Tropical, ubicados en la ciudad antigua; Casa Ilan, en Bocagrande; y Casa Benjamín en el sector El Laguito. Los bienes, avaluados en algo más de $10.000’000.000, quedaron a disposición de la Sociedad de Activos del Estado (SAE).

Un fiscal de extinción de derecho de dominio impuso las medidas cautelares contra los cuatro inmuebles ocupados, en atención al material recopilado en la operación Vesta, en la que fueron capturadas 18 personas, presuntamente, vinculadas a estructuras dedicadas a someter a niñas y adolescentes a vejámenes y explotación sexual.

En las verificaciones los fiscales constataron que Casa Benjamín, de propiedad de Benjamín Mosh, tenía doble razón social y también era conocida como Casa Samuel. De otra parte, Casa Ilan, de propiedad Shafir Ilan, no estaba registrada. La revisión de los libros de registro evidenció que los dos hostales de la ciudad antigua figuraban a nombre de Fortich S.A.S.

Escuche los argumentos del fiscal Mario Gómez:

Mario Gómez, fiscal delegado para la Infancia y Adolescencia de la Fiscalía General de la Nación

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido