Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Búnker de la Fiscalía General de la Nación en Bogotá
Búnker de la Fiscalía General de la Nación en Bogotá.
Colprensa

La Fiscalía General de la Nación ocupó tres bienes, con fines de extinción de dominio y que pertenecerían al exrepresentante a la Cámara, Manuel Antonio Carebilla Cuellar, tras ser condenado por la Corte Suprema de Justicia por hechos de corrupción.

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía, dichas propiedades estarían a nombre de la pareja sentimental del excongresista y se habrían adquirido durante el periodo 2006 – 2014, mientras ocupó una curul en la Cámara de Representantes por el departamento de Amazonas.

Lea además: Tenga en cuenta los cambios de Transmilenio por cuarentena en Bogotá

Las propiedades ubicadas en Bogotá, están avaluadas en más de 2.000 millones de pesos. Cabe recordar que la Corte Suprema de Justicia lo declaró culpable de haber efectuado nombramientos irregulares, entre otros hechos ilegales que cometió en su Unidad de Trabajo Legislativo (UTL).

En ese sentido, en noviembre de 2017 lo condenó a 14 años y siete meses de prisión por los delitos peculado, cohecho impropio, falsedad ideológica en documento público agravada por el uso y concusión.

En su momento, el alto tribunal constató que Carebilla Cuellar designó a personas que nunca cumplieron labores, pero que sí recibieron el pago de salarios y firmó certificaciones falsas por las actividades que nunca se cumplieron por esas personas sino por terceros.

También se concluyó en el fallo que el excongresista exigió a los integrantes de la UTL el pago por el mantenimiento de su vehículo, al igual que la financiación de los gastos de las campañas políticas de las elecciones de 2007 en Amazonas.

Vea además: ¿Cómo regirá el pico y placa en Bogotá este lunes en cuarentena y el resto de semana?

Con base en los argumentos que tuvo la Corte Suprema de Justicia, la Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio de la Fiscalía, ocupó tres bienes, avaluados en más de 2.000 millones de pesos, ubicados en Bogotá.

Además, se conoció que dichos predios quedaron a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (SAE).

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.