Cargando contenido

Las pruebas involucran a Carrillo con irregularidades en ocho millonarios contratos de la salud en Norte de Santander.

Representante Wilmer Carrillo
Representante a la Cámara por Norte de Santander, Wilmer Carrillo.
Cortesía: Cámara de Representantes

La Fiscalía General pidió a la Corte Suprema de Justicia investigar al representante a la Cámara por Norte de Santander Wilmer Carrillo Mendoza, por su presunta responsabilidad en graves hechos de corrupción que comprometen recursos del sector de la salud y la ética de servidores públicos.

La Fiscalía detectó serias anomalías en la celebración de ocho contratos para el suministro de combustible de las ambulancias y vehículos de la ESE Hospital de Ábrego (Norte de Santander), así como en un contrato de obra civil.

Según las evidencias, el congresista supuestamente le pidió cien millones de pesos al nuevo gerente de la ESE Hospital de Ábrego, los cuales fueron entregados en dos pagos de 50 millones de pesos, dinero que nunca le devolvió.

La Fiscalía también estableció que Carrillo Mendoza presuntamente cobraba coimas del 10% y 20 % de los contratos aprobados por la ESE.

“Igualmente, se detectó que el representante tendría injerencia para distribuir la planta de personal e incluso habría modificado el manual de funciones para que la subgerencia de la entidad fuera asignada a una de las cuñadas de su esposa”, indicó la fiscal general encargada, María Paulina Riveros.

Por estos mismos hechos, la Fiscalía imputó cargos en junio pasado contra  seis personas, entre los que figuran el representante legal de la ESE, dos exgerentes de la ESE y dos contratistas, por los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, peculado por apropiación y falsedad en documento.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido