Cargando contenido

La Fiscalía busca imputar cargos a Catalina y Francisco Uribe Noguera por presuntamente favorecer al asesino de Yuliana Samboní.

Francisco y Catalina Uribe Noguera
Francisco y Catalina Uribe Noguera son señalados de haber ocultado pruebas a favor de su hermano, el asesino Rafael Uribe Noguera
Colprensa

En los juzgados de Paloquemao, al oriente de Bogotá, se inició este lunes el juicio contra los hermanos Francisco y Catalina Uribe Noguera, por el presunto favorecimiento a su hermano Rafael, quien confesó el abuso y homicidio de la niña Yuliana Samboní en un apartamento en el norte de la ciudad, en hechos ocurridos diciembre de 2016.. 

Durante la audiencia, la Fiscalía General de la Nación presentó varios testigos asegurando que tiene pruebas contra los hermanos Uribe Noguera por la supuesta manipulación de información para beneficiar a su hermano Rafael.

Leonardo Gómez, el médico que atendió a Rafael Uribe Noguera en la Clínica Navarra, fue una de las personas que habló durante la diligencia. Aseguró que Uribe Noguera llegó a la zona de urgencias con síntomas de problemas cardiacos, al parecer, por el consumo de sustancias psicoactivas.

Lea tambiénLos tres tipos de abusadores que se esconden en internet para atacar a niños

Gómez relató los procedimientos que se llevaron a cabo y aseguró que familiares de Uribe Noguera que se encontraban en esa clínica no permitieron su traslado a un centro asistencial donde pudiera ser atendido en mejores condiciones.

"Yo le expliqué a la hermana que en ese momento estaba pasando por un síndrome coronario agudo, obviamente eso es una urgencia y si no se hace un tratamiento a tiempo puede la persona morir o quedar con falla cardiaca", explicó.

"En el último contacto que tuve con él (Rafael) fue para explicarle qué era cada medicamento que le había mandado, con las inyecciones que son anticoagulantes. Ya después lo dejé en sala general porque vi que no había necesidad en ese momento de pasarlo a cuidados intensivos", continuó.

Leer más acáNiños y jóvenes, en medio de preocupante fenómeno en las redes sociales

Otro de los testigos fue un oficial de la Policía que estuvo cerca de los hermanos Uribe Noguera a la espera de información sobre el paradero de su hermano Rafael.

“Yo le pedí que me diera información para ir al tiempo con él y poderlo ubicarlo (a Rafael Uribe Noguera). Me dijo que le diera unos minutos para encontrarlo y que habláramos en un momento", relató.

Los uniformados que atendieron el caso insisten en que desde que se denunció el rapto de Samboní, dieron sus declaraciones donde contaron detalles de lo ocurrido desde que desapareció la menor.

Relataron su función en el caso y respondieron algunas preguntas relacionadas con los comportamientos de los hermanos Uribe Noguera quienes estarían relacionados en el caso y que estaban en contacto con las autoridades desde antes que se supiera en dónde estaba el cuerpo de la menor, que Rafael Noguera había escondido en un jacuzzi.

Por su parte Francisco y Catalina, quienes no asistieron a la audiencia, esperan demostrar su inocencia en este proceso judicial y desde el inicio del caso han insistido en que no tienen nada que ver con los hechos que confesó su hermano. La audiencia continuará esta semana.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido