Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El embajador de Colombia en Uruguay,Fernando Sanclemente.
El exembajador de Colombia en Uruguay, Fernando Sanclemente.
Colprensa

La Fiscalía General retiró el preacuerdo que se había firmado con Laureano Martínez, mayordomo de la finca del exembajador de Colombia en Uruguay, Fernando Sanclemente. 

Ante la jueza de conocimiento de Bogotá, el fiscal Daniel Hernández argumentó que el documento tenía dos graves incongruencias frente a los hechos materia de investigación.

En contexto: Tres nuevos capturados por caso de narcofinca del exembajador Sanclemente

En este sentido indicó que el mayordomo no se comprometió a revelar  quienes son los jefes de la organización que financió la instalación de tres laboratorios para el procesamiento de cocaína. 

Tampoco se determinó la forma en la que Laureano Martínez realizaría la reparación económica al Estado por las actividades ilegales que se desarrollaron en la finca de propiedad del exembajador Sanclemente, la cual que se encuentra ubicada en el municipio de Guasca (Cundinamarca).

La Fiscalía General argumentó que tampoco tiene claridad si con la producción y comercialización del alcaloide se generó un incremento en el patrimonio del mayordomo, por lo que continuarán investigándolo. 

De comprobarse que hubo enriquecimiento ilícito, Martínez deberá reintegrar entre el 50 y el 100% de los recursos que percibió por esa actividad ilegal que fue descubierta el pasado mes de febrero. 

En medio de la audiencia, el mayordomo aseguró que nuevamente negociará con la Fiscalía para obtener beneficios a cambio de revelar cómo nació el gigantesco laboratorio. 

Lea también: Universidad Nacional no prestará su sede en Bogotá para la minga indígena

En su momento, la Fiscalía reveló que una agenda encontrada en el laboratorio clandestino del alcaloide permitió descubrir que tenían registradas las compras con los valores de los insumos, el pago de las nóminas de quienes adelantaban el procesamiento del estupefaciente, entre otros.

También se encontró el monto de los mercados que se hacían para abastecer las alacenas de la finca y de esta manera, alimentar a quienes permanecían durante las 24 horas del día fabricando la cocaína.

“Para la Fiscalía, esta agenda acredita que esta actividad delictiva no se estaba realizando únicamente para lo que se encontró el 12 de febrero de 2020, en ese laboratorio clandestino, sino que desde octubre de 2019 estaba funcionando. Allí quedó evidenciada la compra de insumos, pago de nóminas, compras de mercados e incluso rotulándolos desde el trabajo número dos al número siete”, dijo el ente investigador. 

De acuerdo con la investigación, el hallazgo de la agenda ratifica que la producción del alcaloide era constante.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.