Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Periodistas ecuatorianos asesinados
Flip

Johnatan Bok, de la Fundación para la Liberta de Prensa, FLIP, resaltó que la muerte de alias Guacho "no puede significar el cierre de la investigación" por el asesinato de los periodistas Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, miembros del diario El Comercio, ocurrida en marzo de este año.

Bok, Coordinador del Centro de Estudios para la Libertad de Expresión de la FLIP, dijo que se valora las acciones de las autoridades para "establecer la cadena de perpetradores del asesinato de los periodistas ecuatorianos", pero dijo que aún es necesario conocer la información clasificada que sobre este hecho.

Lea también: Autoridades revisan área de operación en que murió Guacho para encontrar más disidentes

El delegado de la FLIP, señaló que coinciden con las manifestaciones de los familiares de Ortega, Rivas y Segarra frente a la necesidad de conocer más detalles de lo ocurrido con los comunicadores,  pues con la muerte de Guacho es posible que no sean revelados.

"Queremos mandar la voz de alerta porque sin duda con la muerte de Guacho, se va información valiosa sobre lo que ocurrió en el secuestro y posterior asesinato de los periodistas ecuatorianos", agregó Bok.

La FLIP destacó que se mantendrá la vigilancia sobre la investigación del asesinato de los comunicadores ecuatorianos, pues "las declaraciones que han hecho los Estados, no han sido suficientes".

Lea también: Un francotriador, la pieza clave para dar de baja a alias Guacho

Walter Patricio Arizala, alias Guacho, fue dado de baja este viernes 21 de diciembre en medio de un gigantesco operativo liderado por las Fuerzas Militares.

En las últimas horas se pudo conocer que fue el disparo certero de un francotirador el que acabó con la vida del jefe de las disidencias de las Farc que operan en el sur del país.

Guacho se encontraba ubicado en  las selvas de Llorente, municipio de Tumaco, en Nariño. Se trata de una de las zonas de mayor concentración de cultivos de coca del país, desde donde Arizala coordinaba su accionar delincuencial, convirtiéndose en uno de los hombres más poderosos del narcotráfico en Colombia y uno de los más buscados de la frontera con Ecuador.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.