Cargando contenido

Por este escándalo está en el ojo del huracán el Ejercito Nacional.

Periodistas en cubrimiento
Periodistas en cubrimiento
Ingimage (Referencia)

La prensa colombiana vuelve a ser blanco de interceptaciones e intimidaciones. Esta aseveración se desprende de un informe publicado por la revista Semana, donde se advierten la responsabilidad del Ejercito Nacional en las nuevas 'chuzadas'.

Ante estas revelaciones, el director (e) de la Fundación para la Libertad de Prensa, Jonathan Bock, aseguró que esta información es muy grave para la prensa y que se trata de una confirmación de unas denuncias que ya se habían hecho, pero que por falta de pruebas habían sido deslegitimadas. 

Lea también: Estas habrían sido las verdaderas razones de la salida del general Nicacio Martínez

"Este es un capítulo sumamente grave para el periodismo en Colombia y para los periodistas que están siendo blancos de amenazas e interceptaciones ilegales. Se trata de la confirmación de que existe un equipo potente para interceptar comunicaciones de periodistas y de medios de comunicación", dijo. 

Jonathan Bock también aseguró que uno de los aspectos más complicados de estas revelaciones tiene que ver con el origen de las interceptaciones, presuntamente del Ejercito Nacional. Según él, con esto hay que buscar las medidas necesarias para que los hechos no queden impunes.

"Esto es una amenaza de una las más altas instituciones del Estado con todo el poder y aparentemente con mucha impunidad para actuar. Esto es un mensaje que intimida al ejercicio periodístico de investigación y eso es sumamente delicado y que tiene unas consecuencias que no podemos dimensionar. No podemos estar en un país donde sea el Ejercito el que esté interceptando y amenazando a los periodistas", dijo Bock. 

Como primera medida, el director (e) de la Fundación para la Libertad de Prensa dijo que será necesario dar respaldo por parte del Gobierno Nacional al ejercicio del periodismo y evitar a como de lugar las intimidaciones hacia los comunicadores.

"Lo más urgente es garantizar la seguridad a los periodistas que venían siendo objetivo de amenazas y acá es muy importante que se garantice la seguridad y conocer quiénes son estos periodistas porque también se necesita un liderazgo desde el Gobierno que transmita un mensaje de confianza y que confirme que esto es inconcebible en un democracia", enfatizó.  

Lea también: Iván Duque y su versión sobre el caso 'Nicacio Martínez'

Finalmente, Jonathan Bock aseguró que estas revelaciones llegan en un momento muy difícil para la prensa ya que en el último año se ha aumentado las intimidaciones hacia los comunicadores. 

"Es sumamente grave que esto, ya que ocurre en un momento en el que la violencia contra los periodistas ha aumentado. En los últimos 20 años se han presentado casi 400 amenazas y esto es muy grave porque sin lugar a duda puede haber una sistematicidad contra los periodistas sobre todo en zona como Cauca, Nariño, Norte de Santander y Arauca, donde existen zonas vedadas para los periodistas", explicó.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido