Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

PALACIO DE JUSTICIA
Sede del Palacio de Justicia en el centro de Bogotá.
Colprensa

El exjefe paramilitar Salvatore Mancuso declaró ante el juzgado 56 de conocimiento de Bogotá para ratificarse en sus señalamientos sobre un supuesto complot del que habrían hecho parte varios exfuncionarios del gobierno de Álvaro Uribe Vélez para desprestigiar la Corte Suprema de Justicia, en el año 2007.

Lea además: Fiscal de la CPI insta a seguir con el examen preliminar sobre el conflicto en Colombia

Esta declaración fue entregada por Mancuso, desde un centro migratorio en los Estados Unidos, donde espera ser deportado a Colombia, de manera virtual, en desarrollo del juicio que se sigue contra César Mauricio Velásquez y Edmundo del Castillo, entonces secretario de prensa de la Casa de Nariño y secretario jurídico del expresidente Uribe Vélez.

Durante su testimonio Mancuso se ratificó en su declaración rendida en 2016 a la Fiscalía en una cárcel en Mueva York, y afirmó que para desprestigiar a la Corte Suprema, lo contactaron para que buscara una foto u otra prueba de reuniones de Giorgio Sale -señalado de lavado de activos-, con un exmagistrado de ese alto tribunal.

El exjefe paramilitar ratificó que detrás del supuesto plan para enlodar a la Corte Suprema existió una alianza entre la llamada 'Oficina de Envigado', la Presidencia de la República y el DAS. Según Mancuso, el objetivo era llegar a poder montar una Corte ad hoc, afectando al alto tribunal.

Lea también: Reforma a la Procuraduría invade competencia del Consejo de Estado: alto Tribunal

“Me ratifico en lo dicho en toda la grabación, lo que dije en el año 2016 y lo que usted escuchó, era básicamente el desprestigio de la corte o tumbar la corte para montar una corte ad hoc”, reseñó Mancuso.

También manifestó que en varias oportunidades, supuestamente delegados del gobierno de Uribe Vélez, lo contactaron ante la preocupación existente por sus declaraciones referentes a los nexos de la clase política con los grupos paramilitares. 

Al inicio de su declaración, Mancuso también puso de presente ante el juez que la Fiscalía y las demás entidades competentes le han incumplido con las medidas de seguridad para su familia y sus abogados, tras las amenazas de las que ha sido objeto.

Agregó que dichas intimidaciones siempre están latentes y por ello siente que corre peligro cada vez que se refiere a hechos relacionados con el expresidente Álvaro Uribe.

Luego de escuchar a otros dos funcionarios de la Fiscalía, en calidad de testigos dentro del proceso, el juzgado determinó suspender la audiencia de juicio para el próximo viernes 18 de junio.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.