Cargando contenido

Asegura que nunca recibió dineros para amañar procesos.

MAGISTRADO MALO
El magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Gustavo Malo Fernández.
Colprensa

Tras sus reiteradas inasistencias a la Corte Suprema de Justicia alegando incapacidades médicas, el magistrado Gustavo Malo decidió responderle al alto tribunal el pasado 19 de febrero un cuestionario de 36 preguntas, en las que niega cualquier tipo de vínculo con el denominado ‘Cartel de la Toga’.

"De mi parte nunca ha existido ningún comportamiento, actuación o decisión dentro de las susodichas diligencias que pudiera interpretarse como favorecimiento al indagado", señala el magistrado 

En otra de las respuestas añade que nunca recibió dineros para amañar procesos, “nunca me hicieron promesa de dinero o dádivas de cualquier tipo, (...) para asumir determinada posición, puesto que de haber ocurrido semejante hecho lo hubiera denunciado ante las autoridades competentes". 

Señaló que nunca habló con el magistrado Francisco Ricaurte del proceso por parapolítica contra el senador Álvaro Ashton, "en ningún momento hablé con el doctor Francisco Ricaurte sobre la investigación preliminar 39768 (...) como tampoco con ninguna otra persona, tal como ha sido siempre mi norma de conducta en el ejercicio de la judicatura". 

Incluso el magistrado aseguró que no tenía conocimiento de las declaraciones que ha entregado el exfiscal Luis Gustavo Moreno. "No tengo el más mínimo conocimiento sobre las manifestaciones que hace el abogado Gustavo Moreno, en relación con el doctor Francisco Ricaurte y, por el contrario, me niego a creer que tales hechos hayan podido ocurrir". 

En dos semanas vencería la cuarta incapacidad que Malo presentó a la Corte, por lo que se realizaría la audiencia en la que los magistrados definirán si aplican en su caso el nuevo reglamento, que permite suspenderlo de sus funciones mientras se adelantan las investigaciones. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido