Cargando contenido

La Procuraduría establecerá si hubo omisiones en los protocolos de seguridad.

La Escuela General Santander, tras el atentado del 17 de enero de 2019
Así quedó el lugar donde explotó el carro bomba.
Foto de Colprensa

En el expediente de investigación por el atentado en la Escuela General de Cadetes Francisco de Paula Santander ocurrido el 17 de enero del 2019, reposan por lo menos 24 testimonios de uniformados que tendrá en cuenta la Procuraduría para establecer si hubo o no omisiones por parte de dos oficiales encargados de la seguridad de la institución. 

La investigación se adelanta contra el mayor general, Carlos Enrique Rodríguez, y la exdirectora de la Escuela de Cadetes, brigadier Juliette Giomar Kure Parra. 

La inspección de la Policía Nacional inició la práctica de pruebas y entregó a la Procuraduría el 20 de agosto (siete meses después de ocurrido el atentado) el informe completo de lo sucedido en el que pidió valorar las decisiones de los oficiales sobre la seguridad de la institución días antes de la explosión. 

Le puede interesar: Atentado terrorista a base aérea de Yopal deja una suboficial herida

Tras valorar esa información, la Procuraduría decidió abrir la investigación a los dos oficiales en la que se practicarán nuevas pruebas encaminadas a determinar si hubo o no omisiones en los protocolos de seguridad en la Escuela de Cadetes Francisco de Paula Santander.

“Establecer si los oficiales ordenaron y adelantaron las acciones necesarias no sólo para salvaguardar la seguridad de las instalaciones de la escuela, sino del personal que allí labora, se capacita o se encontraba de visita", dijo la Procuraduria a través de un comunicado sobre la investigación. 

En ese mismo comunicado la Procuraduría añadió que se evaluarán "los protocolos implementados para brindar seguridad al personal y a las instalaciones y las acciones puestas en marcha para detectar las fallas de seguridad y los correctivos adoptados”.

Lea además: ELN estaría detrás del atentado a la base aérea de Yopal

Los hechos sucedieron sobre las 9:30 de la mañana del pasado 17 de enero de 2019, cuando una camioneta Nissan cargada con explosivos ingreso a la Escuela, sin ser registrada, posteriormente chocó intensionalmente con una de las instalaciones y explotó. El conductor del vehículo fue identificado como José Rojas integrante del ELN. 

El atentado dejó como resultado 20 cadetes muertos y 73 heridos, entre quienes figuran dos menores de edad, tres civiles, 65 cadetes, un oficial y dos patrulleros. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido