Cargando contenido

Después de 25 años, el asesinato del cuatro veces candidato presidencial sigue en la impunidad.

Álvaro Gómez Hurtado.
Álvaro Gómez Hurtado.
AFP

El presidente Iván Duque le pidió al nuevo fiscal General, Francisco Barbosa Delgado adelantar todas las pesquisas necesarias para esclarecer el crimen del líder conservador Álvaro Gómez Hurtado, registrado el 2 de noviembre de 1995 cuando salía de dictar una clase en la Universidad Sergio Arboleda en el norte de Bogotá.

Duque le pidió muy especialmente a su otrora compañero de clases de la Universidad Sergio Arboleda la necesidad de revisar e identificar quiénes estuvieron detrás de los delitos de lesa humanidad en Colombia. “No se pueden quedar en la impunidad y esperamos que durante su fiscalía llegue a la verdad”.

Lea además: Corte Suprema deja en firme condena de 40 años de prisión por crimen de Álvaro Gómez Hurtado

Y es que pese a que en las más recientes posesiones de Fiscal General los casos de lesa humanidad han sido puestos de presente muy pocos avances se han logrado. Lo más reciente en caso del cuatro veces candidato a la Presidencia data de mayo de 2018 cuando el ente investigador realizó la reconstrucción de los hechos que rodearon el asesinato.

Después de 25 años, solamente una persona ha sido procesada y condenada por estos hechos: Héctor Paul Flórez Martínez, oriundo de Sincelejo, fue sentenciado el 21 de diciembre de 2001 a 40 años de prisión por su responsabilidad en los delitos de homicidio agravado, tentativa de homicidio, lesiones personales agravadas, porte ilegal de armas de fuego de uso privativo de las Fuerzas Militares y concierto para delinquir para cometer delitos de terrorismo.

El despacho judicial ordenó inmediatamente su captura. En febrero de 2001, la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá ratificó la condena al señalar que existían pruebas suficientes que lo ubicaban en el lugar en el que fue atacado el dirigente político.

Lea también: Así reconstruyen crimen de Álvaro Gómez Hurtado en Bogotá

Pese a que su defensa presentó 20 declaraciones que ubicaban a Flórez Martínez en un sepelio en Sincelejo (Sucre) a la misma hora en la que asesinaban al líder conservador, las autoridades no le dieron validez. En todos los fallos se menciona a un testigo que asegura que el entonces joven de 20 años fue uno de los que le disparó al vehículo en el que se movilizaba Gómez Hurtado.

En un hecho sin precedentes, los abogados de la familia de Gómez Hurtado tomaron la decisión de defender a Flórez Martínez al considerar que existían muchos vacíos y contradicciones en las pruebas presentadas en la investigación para vincularlo con el magnicidio.

De esta forma, se presentó un recurso de revisión ante la Corte Suprema de Justicia para que analizara las nuevas pruebas testimoniales que ubicaban al condenado en el sepelio de la mamá de uno de sus amigos.

Igualmente, se pidió tener en cuenta un informe hecho por un investigador en noviembre de 1995 que advertía que las tres personas capturadas en Sucre no habían participado en este asesinato. En el documento se reseñaba que el testigo clave había declarado motivado por la recompensa que ofrecía el Gobierno.

Le puede interesar:  Cuando el crimen de Álvaro Gómez Hurtado fue declarado de lesa humanidad

Sin embargo, este recurso fue rechazado por la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia al considerar que no se aportaron nuevos elementos para revisar este caso. “No es novedoso el contenido de las declaraciones rendidas por los testigos a los que alude la defensa”.

Junto a Héctor Paúl fueron capturadas dos personas más, casualmente, dos amigos suyos que estaban con él en el sepelio. Flaminy Tobar y el otro joven estuvieron siete años privados de su libertad hasta que se declaró su inocencia.

Esta misma “suerte” no la corrió Flórez Martínez quien recibió la libertad condicional en mayo de 2018. El condenado ya no sabe cómo decir que no tuvo ninguna relación con este asesinato.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido