Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Francisco y Catalina Uribe Noguera
Francisco y Catalina Uribe Noguera son señalados de haber ocultado pruebas a favor de su hermano, el asesinado Rafael Uribe Noguera
Colprensa

Para este viernes está programada la declaración de los hermanos Francisco y Catalina Uribe Noguera en el juicio que se adelanta en su contra por presuntamente haber encubierto el secuestro de la niña Yuliana Samboní el 4 de diciembre de 2016.

Con esta declaraciones finalizará la etapa de pruebas testimoniales solicitada por la defensa de los procesados quienes son investigados por haberle omitido a las autoridades la información sobre la ubicación de su hermano Rafael Uribe Noguera, señalado de secuestrar a la menor de siete años en el barrio Bosque Calderón en el nororiente de Bogotá.

Lea además: Rafael Uribe Noguera defendió a sus hermanos: admitió que ocultó cuerpo de Yuliana

En las audiencias preparatorias la defensa de los Uribe Noguera justificó la necesidad de su declaración para conocer los pormenores de las actividades que realizaron después de recibir la llamada del Gaula para ubicar la camioneta en la que había sido secuestrada la niña.

Los abogados sostiene que Francisco y Catalina siempre buscaron la forma de colaborar con la búsqueda, hecho por el cual se dividieron para contactar a su hermano. 

Tras varias llamadas decidieron dirigirse al apartamento Equus 66 -ubicado en el sector de Chapinero Alto- para lograr contactarse con Rafael y saber qué es lo que estaba pasando.

Lea también: Cronología de un crimen: El día de Rafael Uribe tras raptar a Yuliana Samboní

Debido a la negativa de su hermano para dejarlos entrar al apartamento 603, Francisco Uribe intentó ingresar por la fuerza. Incluso escaló el muro de la terraza para poder acceder. 

Mientras tanto su hermana Catalina le insistía a Rafael que les abriera la puerta puesto que pese a tener las llaves del apartamento él le había puesto un seguro que impedía que ingresaran.

La defensa de los procesados busca demostrar que en todo tiempo tuvieron comunicación con las autoridades. Igualmente reseñan que su hermano les dijo en un principio que la niña se "había tirado" en la Avenida Circunvalar con calle 67.

Le puede interesar: Dos ciudadanos de Medellín, detrás de la demanda al Código de Policía

Sin embargo, no fue hasta que lo trasladaron a la Clínica Monserrat que él les confirmó que la niña estaba muerta y el cuerpo estaba en el jacuzzi. Situación por la cual le avisaron a una capitán del Gaula para que se dirigiera al apartamento Equus 66. 

La Fiscalía General acusó en enero de 2017 a los hermanos Urbe Noguera por el delito de encubrimiento en secuestro. Los hermanos Uribe Noguera se han declarado inocentes de los hechos materia de investigación.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.