Cargando contenido

El vocero de la organización indicó que el Estado colombiano debe responder por este hecho.

CÚPULA MILITAR
Foto de referencia de la cúpula militar.
Colprensa

El Movimiento Nacional de Víctimas en Risaralda, en cabeza de su vocero Eisenhoward Dejanón Zapata, le exigió al Gobierno Nacional que responda por la muerte de ocho menores, en medio de un bombardeo a las disidencias de las Farc, en el departamento de Caquetá.

Lea también: Guillermo Botero es un patriota: Duque sobre ex ministro de Defensa

Según el vocero, en este operativo hubo una violación al Derecho Internacional Humanitario. Zapata también aseguró que es muy grave que el Estado haya ocultado la situación.

Renunció el ministro de Defensa, Guillermo Botero

Por eso, señaló, exhorta a las autoridades a que respondan por estos hechos, teniendo en cuenta que, en su criterio, se cometieron errores y violaciones al Derecho Internacional Humanitario al no haber realizado una correcta distinción del objetivo militar. 

“Es muy fuerte esto que se reveló y más aún porque lo quiso ocultar el Estado, pero aún así, se le genera una responsabilidad directa. Además, hubo una clara violación del Derecho Internacional Humanitario, porque debían tener segura la distinción del enemigo y del objetivo militar", indicó.

Le puede interesar: Grupos ilegales decretan 'toque de queda' en resguardos de Antioquia

El vocero insistió en que "así tengan allí a un alto objetivo con mucho valor militar a que iban a dar de baja con ese bombardeo, debieron tener en cuenta que en territorio el famoso daño colateral se refuta en unas situaciones de difícil identificación del enemigo,".

Sostuvo además que "ahí es cuando el Derecho Internacional Humanitario dice que las tropas que están en combate deben identificar plenamente todo sobre el enemigo y tenerlo claro”.

Este escándalo se generó luego de que durante una sesión de plenaria en el Senado de la República, el senador Roy Barreras reveló un informe del Instituto de Medicina Legal, en el cual se registra que durante un bombardeo a un campamento de las disidencias de las Farc, realizado en el mes de agosto, murieron los ocho menores de edad de entre 12 y 17 años de edad.

Duque debe mostrar sensibilidad con lo ocurrido: Roy Barreras
Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido