Cargando contenido

El empresario a través de un concepto médico aseguró se encuentra con depresión y ansiedad.

Carlos Mattos
Carlos Mattos fue imputado por los delitos de cohecho y por ingreso abusivo al sistema informático
Colprensa

El juzgado 63 de Garantías de Bogotá decidió aplazar durante un mes la audiencia de imputación de cargos en contra del empresario Carlos Mattos, quien hizo llegar una incapacidad médica al despacho.

De acuerdo con un concepto médico, Mattos se encuentra con depresión y ansiedad, por lo que no pudo asistir a la diligencia.

"Manifestaciones depresivas continuas, destacando que el motivo de la consulta es un marcado estado de ansiedad, insomnio sostenido en el tiempo, opresión en el pecho, llanto", dice el comunicado. 

El juez decidió dejar para el 3 de septiembre la audiencia de imputación,  en la que la Fiscalía lo señalará de una presunta manipulación judicial en el reparto del proceso que tenía que ver con una demanda contra la multinacional Hyundai.

El fiscal del caso anunció que Mattos deberá responder por el presunto pago de coimas a cambio de la manipulación del reparto judicial de la demanda con la que buscaba tener la exclusividad en la comercialización de carros de la marca coreana.

El implicado se encuentra en España y en su contra hay una circular azul de la Interpol. De no asistir a la audiencia, la Fiscalía solicitaría que se expida la circular roja o que sea declararlo persona ausente.

Según fuentes cercanas al proceso la Fiscalía pedirá medida de aseguramiento en contra de Mattos por los cargos de cohecho y acceso abusivo al sistema informático.

Por este mismo caso fueron capturados funcionarios judiciales y los encargados de manejar el sistema de asignación de audiencias: Edwin Fabián Macías, auxiliar de juzgado, Orlando Ramírez Fuentes, jefe de sistemas de reparto y los técnicos de soporte, Andrey Patiño Rodríguez, Wílmer Casas Mendoza y Carlos Arturo Gómez.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido