Cargando contenido

Los bienes aparecían a nombre del padre del  excongresista Bernardo ‘Ñoño’ Elías. 

Bienes de Lyons
Fiscalía

En medio de un gigantesco operativo de extinción de dominio la Fiscalía ocupó doce inmuebles y una sociedad comercial, vinculados al entorno familiar del exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, 

Los predios fueron ubicados por agentes del   CTI de la Fiscalía y el Gaula Militar, en diligencias cumplidas en Montería y Sahagún (Córdoba), y en Coveñas (Sucre). 

De acuerdo con los investigadores, el valor comercial de estos bienes ascendería a 18.500 millones de pesos.

La Fiscalía contrastó la información, recopiló testimonios y verificó en notarías y oficinas de instrumentos públicos hasta establecer que los inmuebles sobre los que había sospecha pertenecerían a Alejandro Lyons.

Estas medidas cautelares se suman a otras dos impuestas el 7 de noviembre y el 17 de diciembre pasados, en las que fueron afectadas diez propiedades en Sahagún y Pueblo Nuevo (Córdoba), que estaban tituladas a terceros, pero también harían parte del patrimonio oculto del entorno del exgobernador.

La cabaña del papá del ‘Ñoño’ Elías

La Fiscalía reportó que dos de los bienes embargados corresponden a  una cabaña y un lote ubicado en Coveñas (Sucre). 

Los peritos establecieron que aunque en el papel los inmuebles aparecen a nombre de Bernardo Miguel Elías Nader, padre de Bernardo ‘Ñoño’ Elías, condenado por  el escándalo de Odebrecht, esas propiedades también son del exgobernador Lyons.

Dentro de las pruebas se destacan las escrituras públicas y los certificados de tradición de las dos propiedades, que fueron encontrados el pasado 27 de diciembre en la mesa de noche de Alejandro Lyons de la Espriella, padre del exgobernador de Córdoba.

Otros bienes

Se determinaron otros bienes como las fincas La Línea, San José, La Loma y Si Quieres, ubicadas en Sahagún (Córdoba), y cuyo valor superaría los tres mil millones de pesos que  figuraban a nombre de la Sociedad JF Villa S.A.S.

La Fiscalía obtuvo los testimonios de la familia que vendió estos inmuebles al exgobernador de Córdoba y cada uno de los integrantes afirmó que nunca tuvo contacto con la firma que hoy aparece como dueña de las fincas.

“En las declaraciones se conoció que el mismo Alejandro Eugenio Lyons pagó inicialmente $1.200 millones a los entonces propietarios de los predios, quienes señalaron que recibieron el dinero en efectivo, en una tula y otra parte en una nevera de pasta. Luego, Lyons canceló el excedente en seis abonos distintos, dos de ellos hechos a través de transacciones bancarias”, agregó el fiscal general.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido