Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La comandante de la Policía, mayor Deisy Mosquera, resultó con lesiones en en rostro y cuerpo.
Foto referencia policías.
Foto cortesía.

El contralor delegado para el sector de Defensa y Seguridad, Sebastián Montoya, aseguró que el hallazgo fiscal por $5.300 millones en la construción de 51 casas fiscales para la Policía Nacional en el municipio de San Luis (Tolima), no busca todavía un responsable directo durante el proceso auditor, sino analizar la totalidad del contrato para determinar posibles irregularidades.

En diálogo con RCN Radio, el funcionario señaló que “Allí lo que se encontró fue un abandono completo de la obra y un hallazgo con precisión fiscal por más de 5 mil millones de pesos”.

Lea también: Contraloría alerta por sobrecostos en elementos de protección en el Mindefensa

Con relación a la presunta responsabilidad en este contrato del director de la Policía, general Óscar Atehortúa, el contraor delegado precisó que “el fue director del fondo rotatorio y mientras el estuvo en cabeza del fondo hubo una serie de eventos importantes que afectaron el contrato, uno de ellos que se inició un debido proceso por incumplimiento del contratista. A finales de 2015 se realiza la finalización del contrato”.

Sebastián Montoya agregó que “Nosotros no hemos dicho que haya una responsabilidad directa con él. A partir de ahora se realizará un proceso de responsabilidad directa donde cada quien deberá dar sus respectivas justificaciones”.

Audio

(Audio) Sebastian Montoya, contraloer delegado, sobre polémico contrato de casas fiscales en la Policía Nacional.

0:27 5:25

Cabe mencionar que en este proceso serán llamados los contratistas, la interventoría y el Fondo Rotatorio de la Policía, para poder establecer la responsabilidad de las personas que estuvieron al frente de estas entidades mientras duró el contrato.

Para el contralor delegado, un hecho llamativo es que para la construcción de las 51 viviendas se dio un plazo de ejecución de apenas 3 días, ya que el acta de inicio era del 27 de diciembre de 2012 y la entrega del proyecto debía hacerse el 31 de diciembre del mismo año.

En ese sentido, Montoya dijo que esa deficiencia en al ejecución del proyecto obligó a que se realizarán cuatro prórrogas. 

Más información: Fiscalía adelanta más de 600 investigaciones por violación de medidas sanitarias

Finalmente, la obra está abandonada hace aproximadamente 4 años y según la Contraloría, “no se evidencia gestión alguna para su terminación y el cumplimiento de los fines para los cuales se hizo esta millonaria inversión”.

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.