Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Presuntos paramilitares intimidaron a dirigente comunitario del barrio San Pablo  
Cortesía

Los magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) advirtieron que casi la mitad de los líderes y lideresas sociales asesinados desde el 1 de diciembre de 2016 en Colombia, tenían algún tipo de relación con la implementación del Acuerdo Final de Paz.

De acuerdo con la Unidad de Investigación y Acusación de ese tribunal especial, señaló que entre el 14 y el 21 de abril de este año, cada 56 horas en promedio se presentó un nuevo homicidio de defensores de Derechos Humanos en el país.

 La JEP destacó el caso de Francisco Giacometto Gómez quien fue torturado y asesinado en Santa Marta (Magdalena), convirtiéndose en el segundo homicidio de un sobreviviente de la Unión Patriótica (UP) en menos de cinco meses.

Le puede interesarMás de 50 heridos dejó jornada de Paro Nacional en Cali

"Este crimen representa un riesgo latente para el macrocaso 06 denominado "Victimización de miembros de la Unión Patriótica”, según precisaron los magistrados.

También resaltaron el caso de Dionisio Pai Pascal, líder del Resguardo Indígena Awá ‘El Gran Sábalo’, de Tumaco (Nariño), quien murió cuando un explosivo cayó en su lugar de residencia en medio de un enfrentamiento entre grupos armados.

 "En los municipios de Barbacoas, Ricaurte y Tumaco persiste la violencia contra los titulares de derechos y garantías de la JEP, pese a las insistentes alertas que advierten de la crisis que viven estos territorios", indicó la JEP.  

Otro crimen registrado fue el de la gobernadora del Resguardo Indígena La Laguna-Siberia Tama Kiwe, Sandra Liliana Peña, en hechos ocurridos recientemente en el departamento del Cauca.

 El Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), manifestó que días previos a su muerte,  la lideresa rechazó los cultivos de uso ilícito y su incremento en el territorio.

Ese tribunal agregó que Liliana Peña participaba en uno de los macrocasos priorizados por la Sala de Reconocimiento de ese tribunal especial.

El Sistema de Monitoreo de Riesgos de la Unidad de Investigación de la JEP, documentó que entre el 1 de diciembre de 2016 y el 31 de diciembre de 2020, un total 904 líderes sociales fueron asesinados.

Lea también: [Video] "Acá hay personas": empleados de banco en Cali tras el ingreso de encapuchados

En ese sentido, se evidenció que en el 25% de los municipios de Colombia (280), se han consumado homicidios selectivos contra líderes sociales, mientras que en 17 zonas se concentra el 32% de los casos.

Los investigadores y magistrados también identificaron a Cauca, Antioquia y Nariño, y Tumaco (Nariño), Corinto (Cauca), Caloto (Cauca) y Tarazá (Antioquia), como los departamentos y municipios más afectados por esta ola de violencia.
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.