Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

PALOQUEMAO
Complejo judicial de Paloquemao.
Colprensa

Luego de conocerse que aumentaron los casos en el país y que en medio de una audiencia uno de los procesados alegó ser sospechoso de tener COVID – 19, los jueces de control garantías pidieron que se refuercen las medidas de salubridad en el Complejo Judicial de Paloquemao.

También pidieron que las medidas involucren a los otros intervinientes dentro de los procesos como abogados, fiscales, procesados y los funcionarios que están su cargo.

Lea también: Duque volverá a hacerse el test de coronavirus por contacto con alcalde de Popayán

Paula Astrid Jiménez, quien representa a los jueces de control de garantías de Bogotá, se mostró preocupada por esta situación y solicitó al Consejo Superior de la Judicatura que, considere el nivel de avance del coronavirus y que se extremen las restricciones adoptadas para garantizar la vida de los actores procesales.

Bogotá, así amaneció en aislamiento preventivo

“Los jueces Penales Municipales con Función de Control de Garantías de Bogotá, por conducto de su representante, nuevamente llamamos la atención del Consejo Superior de la Judicatura y demás autoridades del Sistema Penal Acusatorio, para que se adopten medidas eficaces para la prestación del servicio de administración de justicia”, señaló.

Le puede interesar: Alcalde de Popayán, primer mandatario de Colombia con coronavirus

En ese sentido agregó que “fue llevado a audiencia para legalización de captura un ciudadano que, según el reporte de Medicina Legal, presenta sintomatología que lo asimila como paciente sospechoso de Covid-19”.

En el pronunciamiento que hizo la representante de los jueces indicó que “esta persona fue presentada por un delegado de la Fiscalía General de la Nación que debía conocer la situación con antelación y ni siquiera informó para la práctica de los diagnósticos pertinentes y la adopción de las medidas de protección y aislamiento requeridas, de esta forma se expuso a un gran número de personas, entre ellas, a todo el personal que labora en la URI de Kennedy, a las personas que se encuentran privadas de la libertad en dicho lugar (incluidas mujeres embarazadas y adultos mayores), al Juez de Control de Garantías y demás intervinientes en la audiencia, entre otros.

Por su parte, la Asociación Nacional de Fiscales y el Colegio de Abogados Penalistas de Colombia también solicitaron que se extremen las medidas de salubridad en las salas de audiencias y que se determine si estas se pueden adelantar virtualmente.

En una carta enviada al Consejo Superior de la Judicatura exigieron que se garantice la protección de abogados, jueces y fiscales frente a la pandemia. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.