Cargando contenido

El funcionario de la rama judicial habría favorecido a un narcotraficante.

Ante un juez con funciones de control de garantías la Fiscalía General imputó cargos a los funcionarios de la rama judicial  José Henry Torres Mariño, Juez 12 de Ejecución de Penas de Bogotá, así como a Justo Reinaldo Torres Humaña, Ingeniero de Sistemas, señalados por hechos de corrupción.

Contra los dos detenidos se imputaron los delitos de acceso abusivo al sistema informático en concurso con daño informático, prevaricato por acción, falsedad en documento público y falsedad material en documento público porque, al parecer, incidieron en favorecer a Germán Orlando Espinosa Flórez, un señalado narcotraficante que buscaba beneficios con la justicia de manera irregular.

Durante el desarrollo de la diligencia judicial los dos procesados no aceptaron su responsabilidad penal en los delitos mencionados por la Fiscalía General; en ese sentido la entidad solicitó la medida de aseguramiento en centro carcelario contra el juez y el ingeniero de sistemas, argumentando la gravedad de las conductas punibles.

Bajo ese entendido la Fiscalía investiga un presunto reparto manipulado del proceso penal contra Espinosa Flórez al juez Torres Mariño, para que lo beneficiara con la medida de detención domiciliaria bajo el argumento de ser cabeza de familia,  por lo cual la Fiscalía indicó que “Espinosa se entregó de manera voluntaria en una cárcel de Bogotá para cumplir la medida, pero con una boleta de detención falsa”.

Al parecer el documento fue obtenido de manera irregular por medio del ingeniero Justo Reinaldo Torres Humaña, también procesado por estos hechos.

La Fiscalía señala que otra de las personas capturadas en éste proceso es una funcionaria del ICBF quien en calidad de defensora de familia certificó la condición de padre cabeza de familia del presunto narcotraficante, a fin de que se le otorgara la detención de casa por cárcel.

Actualmente Germán Orlando Espinosa Flórez purga una condena por el delito de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes, pero deberá asumir además un proceso penal por el engaño a la justicia en relación con el beneficio que recibió de casa por cárcel.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido