Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

 En la fiesta privada, la Policía encontró menores de edad.
En la fiesta privada, la Policía encontró menores de edad.
Foto: Policía

La juez 72 de control de garantías de Bogotá le ordenó a Migración Colombia adelantar todos los trámites para expulsar a un ciudadano venezolano que fue detenido mientras estaba en una fiesta en un hostel en la localidad de Usaquén, violando flagrantemente la emergencia sanitaria por el coronavirus.

En contexto: Legalizan la captura de las 41 personas que estaban de rumba de Bogotá

La funcionaria judicial tuvo en cuenta que la Fiscalía General no solicitó ningún tipo medida de aseguramiento contra el extranjero pero sí su deportación.

“Respecto al señor Kevin Enrique Camacaro Mejía, ciudadano extranjero de origen venezolano, no se está solicitando ninguna medida de aseguramiento pero además se pide la libertad inmediata para que sea puesto por intermedio de la Policía Nacional a disposición de Migración Colombia para que se proceda a la expulsión del país”, señaló la delegada del ente investigador en medio de la audiencia virtural.

Mientras tanto, la Fiscal pidió que se imponga medida de aseguramiento con detención domiciliaria contra 39 de las personas capturadas mientras que, intramural solo solicitó para uno de los detenidos.

Coronavirus: los médicos que enfrentan esta batalla

Antecedentes

La Fiscalía General imputó cargos por el delito de violación a medida sanitaria a 23 hombres y 18 mujeres, quienes fueron sorprendidos realizando una fiesta al interior de una residencia de la localidad de Usaquén, en medio de la cuarentena obligatoria decretada para evitar la propagación del coronavirus. 

De acuerdo con las investigaciones, los detenidos infringieron la emergencia sanitaria y los 93 decretos que ha expedido el Gobierno, para hacerle frente a la pandemia por el virus.

Lea además: Inpec confirma que 73 internos tienen coronavirus en Colombia

Los detenidos no aceptaron los cargos, por lo que se espera que hoy continúe la diligencia de solicitud de imposición de medida de aseguramiento, que podrá ser preventiva intramural o domiciliaria. 

Durante la diligencia que se desarrolló de manera virtual, los abogados de los detenidos señalaron que estas personas no pretendieron desatender los llamados de las autoridades en medio de la emergencia por la COVID-19.

Cabe mencionar que las capturas se produjeron en un hotel ubicado en la localidad de Usaquén (Bogotá), mientras esas 41 personas disfrutaban de una fiesta privada en la que según las autoridades, habrían consumido bebidas alcohólicas y alucinógenos.

Los vecinos del sector alertaron a la Policìa en la localidad de Usaquén, sobre el particular festejo.

Entre tanto, el abogado Rubén Berrocal, quien representa a varios de los capturados, indicó que "el objetivo de esta reunión no era propagar el coronavirus, sino simplemente entre ellos mismos en un sitio cerrado, en un hotel consumir alcohol y sentirse libres en medio de la opresión tan violenta que significa una pandemia".  

En las últimas horas, el alcalde Local de Usaquén, Jaime Vargas Vives, explicó cómo se desarrolló el operativo que permitió las capturas de las 41 personas.

"Llegamos a un establecimiento, era un supuesto hotel. Sin embargo, no tenía los permisos como tal y encontramos presencia de menores de edad, sellamos el establecimiento de acuerdo a las medidas establecidas”. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.