Cargando contenido

Rafael Rocha, encargado de la compra de votos en siete ciudades, narró cómo funcionaba el entramado de corrupción.

Julio Gerlein y Aida Merlano
Colprensa

En pleno juicio contra la excongresista Aida Merlano por presuntos delitos electorales, declaró el comerciante Rafael Rocha. 

Rocha se refirió así mismo como uno de los lideres de campaña de la excongresista en el 2017, y aseguró que conoció cómo funcionaba el entramado de corrupción que logró que Merlano fuera elegida senadora.

El comerciante dijo que participó en la campaña desde agosto hasta octubre de 2017; en ese último mes se realizó una reunión en la llamada ‘Casa Blanca’, donde se escogió a Lilibeth Llinas como la fórmula de Merlano para la Cámara de Representantes. 

Lea también: Piden casa por cárcel para Aida Merlano por supuestos problemas psiquiátricos

“A esa reunión asistieron Julio Gerlein, Arturo Char y Adalberto Llinas (...) A Gerlein no lo iba a apoyar su hermano, cediéndole el puesto a Aida, pero ella no tenía formula a la Cámara. Presentaron a Lilibeth por Cambio Radical. Los Char iban a apoyar a Llinas”, dijo. 

Rocha señaló al empresario Julio Gerlein como ‘la cabeza de la campaña’, seguido de Merlano, Edwin Martínez Salas (gerente de Camapaña) y el papá de los hijos de Merlano, José Manzanera, quien, según Rocha, trabajaba como tesorero. 

Según la declaración de Rocha, Julio Gerlein entregaba millones de pesos a Manzanera y  al jefe de campaña: “Cuando el dinero estaba en la caja de Manzanera iniciaba el reparto del dinero para la compra de votos”. 

Dijo que cada líder debía hacer ‘capacitaciones’ a los electores para que no se equivocaran con el fin de que votaran a favor de Merlano

En contexto: Corte deja en firme proceso contra Aida Merlano por compra de votos

“Los lideres le decían a las personas por qué candidato debían votar. Se les tomaba la huella y la cédula y se entregaban 20.000 pesos.  El día de las elecciones se les entregada el saldo restante, que eran 70.000 pesos cuando entregaban el certificado de votación”, dijo

Según Rocha, Merlano era una persona muy amenazada: “Permanecía armada (...) Aida tenía problemas de seguridad y amenazas de muerte. También recibía amenazas de la esposa de Char".

Rocha es el primer testigo que declara en el juicio contra Merlano por delitos electorales, luego de que la Corte decidiera adelantar las diligencias al recibir un dictamen de Medicina Legal que daba cuenta de que la excongresista podría estar en capacidad de enfrentar el proceso. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido