Cargando contenido

Uno de los procesados fue cobijado con el beneficio de detención domiciliaria.

Carro bomba en la Escuela de Cadetes en Bogotá
Carro bomba estalló este 17 de enero en la Escuela de Cadetes en Bogotá.
Foto: RCN Radio - Inaldo Pérez

Un juez de control de garantías de la ciudad de Bogotá impuso medida de aseguramiento contra varios presuntos guerrilleros del ELN capturados por su presunta responsabilidad en la planeación y ejecución del atentado contra la escuela General Francisco de Paula Santander en Bogotá, donde murieron 22 cadetes tras la explosión de un carro bomba.

Lea además: En agosto no retornan clases a colegios, no están dadas las condiciones: Alcaldía de Bogotá

El funcionario judicial tomó la decisión de enviar a la cárcel a Andrés Felipe Oviedo, Angie Lorena Solano Cortes, Jessica Barrientos Castilla y Miguel Antonio Castillo, mientras que Carlos Marín fue cobijado con el beneficio de detención domiciliaria.

El juez explicó que existe una "inferencia razonable de autoría y participación en contra de los investigados", porque según las pruebas presentadas por la Fiscalía, estas personas estarían relacionadas no solo con el ELN, sino con la activación del carro bomba que dejó también 80 personas lesionadas. 

Cabe mencionar que los hechos ocurrieron el 17 de enero de 2019, cuando un vehículo ingresó por una de las puertas de la escuela y minutos después fue detonado cerca de los alojamientos de los estudiantes de la Policía Nacional.

El juez del caso agregó que las interceptaciones telefónicas, los videos de las cámaras de seguridad, el rastreo de sus movimientos entre los departamentos de Arauca, Boyacá y Cundinamarca, demostrarían que habrían participado en el ataque.

La decisión fue tomada tras argumentar que los presuntos guerrilleros son un peligro para la sociedad, para las víctimas dentro del proceso, que podrían obstruir la labor de la justicia por pertenecer aparentemente a las células urbanas del ELN y huir de las autoridades.

Señaló además que los implicados no tienen un arraigo demostrado como sí ocurrió con Carlos Marín, quien reside en el municipio de Zipaquirá (Cundinamarca), donde deberá estar recluido de manera preventiva mientras avanza la investigación en su contra.

Lea también: Así avanza la cuarentena sectorizada en ocho localidades de Bogotá

Es de mencionar que durante varios meses, la Fiscalía General de la Nación adelantó la investigación que permitió las capturas de ocho personas que estarían supuestamente relacionadas con el ELN y que habrían tenido relación con la planeación y ejecución del ataque. 

A los detenidos les imputaron los delitos de homicidio en persona protegida, tentativa de homicidio en persona protegida, rebelión y terrorismo, entre otros.

La investigación permitió hacer seguimientos y determinar que entre los detenidos se encuentran quienes estuvieron a bordo de una motocicleta antes, durante y después del atentado (un hombre y una mujer).  

Le puede interesar: Lo que debe saber del pico y cédula en Bogotá este lunes 13 de julio

Al mismo tiempo, se conoció que uno de ellos fue quien manejó el vehículo cargado de explosivos que posteriormente estalló (alias 'El Mocho') en el centro de estudios policial ubicado en el sur de la ciudad.

De acuerdo con el fiscal, los detenidos harían parte del frente urbano nacional del ELN que desde el 2014 viene perpetrando ataques en varias ciudades del país.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido