Cargando contenido

Según la Fiscalía, los uniformados habrían alterado las evidencias.

Un juez envió a la cárcel a ocho policías sindicados de asesinato de un hombre en Ansermanuevo
Los uniformados habrían alterado las evidencias para ocultar el asesinato de un campesino de Ansermanuevo.
Cortesía Fiscalía General de la Nación

Un Juez Promiscuo Municipal de control de garantías impuso medida de aseguramiento intramural contra ocho miembros de la Policía Nacional, quienes habrían hecho pasar un caso de homicidio por suicidio.

Esta irregularidad tuvo lugar en zona rural del municipio de Ansermanuevo, al norte del Valle. Los hechos ocurrieron el pasado siete de abril en la estación de Policía del corregimiento El Billar, luego de que el campesino Ricardo Mazo Giraldo, quien habría ingresado por una supuesta riña, fue hallado muerto.

Le puede interesar: Acusan a policías por falso suicidio en Ansermanuevo (Valle)
 
Según la Fiscalía, el informe policial sobre la muerte del campesino indica que él se habría suicidado ahorcándose con una cuerda, versión que fue desvirtuada por el dictamen de Medicina Legal, que reveló que se trató de una muerte violenta debido a que el cuerpo presentaba múltiples contusiones.

Durante las audiencias preliminares, la Fiscalía formuló cargos contra el intendente William Eduardo Quiñones, los patrulleros Wilber Yamid Jaramillo Castrillón; José Edinson Triana Ordóñez, Jhon Anderson Lema Arias y Daniel Marcelo Panguanquiza, y también contra el intendente Nevis David Murillo Salazar, el auxiliar Sergio Augusto Bueno y el subintendente Jair Antonio Quitián Martínez.

Los implicados deberán responder por los delitos de homicidio y ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio.

El juez ordenó enviar a la cárcel a los tres intendentes y a los cuatro patrulleros, mientras que al auxiliar se le otorgó la detención domiciliaria.

Lea también: Autoridades buscan a arquitecto secuestrado en el Valle del Cauca

De igual manera, determinó que los uniformados deberán ser recluidos en patios especializados para servidores públicos, donde les sea garantizada su seguridad, mientras se cumplen las audiencias de juicio que se llevarían a cabo en los próximos meses.

El CTI de la Fiscalía capturó a los policías el pasado 10 de junio.
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido