Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Timbiquí (Cauca)
RCN Radio

En medio del pacifico colombiano en el departamento del Cauca, está ubicado el municipio de Timbiquí, una población que concentra a unos 26 mil habitantes quienes sobreviven principalmente de actividades relacionadas con la minería.

Precisamente esta labor que se realiza de manera ilegal a gran escala en esta región del país, se ha convertido en una de sus principales problemáticas.

Las autoridades señalan que la fiebre del oro llegó hace por lo menos cinco años a esta población, mientras agregaron que ese negocio que antes lo controlaba las Farc, está a cargo ahora de las disidencias de esa guerrilla.

Le puede interesar: Puerto Merizalde, entre la sed y el abandono

Algunos habitantes de Timbiquí aseguran con temor que "a mucha gente la desaparecen allá arriba cuando quieren entrar al negocio, pero es gente de afuera (...) nosotros como somos pobres no podemos invertir en retroexcavadoras y tenemos es que trabajar para ellos". 

En este municipio un gramo de oro puede costar hasta 130 mil pesos por lo que dicha actividad es más rentable que pescar y mientras unos dicen que es una bendición que haya tanto oro, otros señalan que ojalá no lo hubiera. Además de la presencia de actores armados, la extracción del metal de la forma en que se practica está ocasionando graves daños para el medio ambiente y para la salud de los habitantes.

"No hay agua potable y el agua está contaminada por las retro, por las minas y por todos los yacimientos de oro, por la gente que ha traído sus máquinas y esa contaminación nos está enfermando la piel", dijo Yaneth, una habitante de al región. 

La población recoge el agua de la lluvia para cocinar, lavar y bañarse, pero cuando no llueve la única alternativa que tienen es usar el agua del río que es turbia por la huella de la extracción minera.

Lea además: La realidad de López de Micay, el municipio más lluvioso de Colombia 

“Acá se ha vivido siempre de la minería pero antes se hacía de manera artesanal con bateas, picas y cosas así. Pero ahora la maquinaria y eso nos ha contaminado el agua. Necesitamos que nos purifiquen el agua y que nos llegue el acueducto”, agregó Gladys, una líder social de la región.

Río Timbiquí (Cauca)
Rcn Radio

Proceso de paz

En esta región del país los habitantes aseguran que el proceso de paz ha traído un respiro. Sin embargo, en la actualidad hay presencia de disidencias de las Farc de los frentes 29 y 30 además de un grupo del Eln, por lo que muchas de estas personas temen que un día esa tranquilidad se acabe. 

“Estamos un poco tranquilos y hemos respirado mejor. Hay un aire de paz y de armonía”, dijo el padre Plinio Granja. 

Sin embargo, las autoridades señalaron que a pesar de que en el municipio de Timbiquí se redujeron los homicidios, sí han aumentado los casos de extorsiones.

“Que estamos del todo bien también es mentira porque hay grupitos malos. Ahora no hay enfrentamientos pero hay grupos que uno ya sabe qué es lo que está pasando”, dijo Rosa, otra habitante del municipio.

Municipio de Timbiquí (Cauca)
Municipio de Timbiquí (Cauca).
RCN Radio

Abandono del Estado

La población de Timbiquí reclama inversión por parte del Estado tras asegurar que hay un déficit en varios ámbitos como en infraestructura educativa. El padre Plinio mencionó que hay colegios que carecen de baterías sanitarias y que han llegado computadores pero no hay planta eléctrica para conectarlos.

“Faltan docentes en las escuelas. Tenemos necesidades por millares y no tenemos el apoyo del Estado y nos toca trabajar con lo que podemos”, precisó el sacerdote.

Nuevo llamado de la Defensoría al Gobierno

La atención en salud en esa región del país es deficiente y las vías de acceso son casi que nulas. Esta situación se repite según lo indicó la Defensoría del Pueblo, en casi todas las poblaciones de la región pacífica.

“Aquí están las mismas situaciones que hemos visto ayer en el municipio de López de Micay. Hay cultivos ilícitos, hay minería ilegal y como consecuencia de ello, tenemos un tema ambiental muy grave”, dijo el defensor Carlos Negret. 

Añadió que “si el Estado no mira zonas rurales de Colombia como Timbiqui va a ser muy difícil que podamos tener paz“. 

Es por eso que como parte de la misión humanitaria que adelanta esa entidad por varios municipios del pacífico en Valle, Cauca y Nariño, el Defensor le hizo un nuevo llamado al Gobierno para que atienda las necesidades básicas de estas poblaciones.

“El llamado es a que todos vengamos como viene el Defensor en lancha, en chalupa, porque acá lo que la gente quiere es hablar con los señores ministros, con el Gobierno Nacional para que le pongamos los ojos al Andén Pacífico”, dijo. 

A este llamado también se sumó Edison Castro, alcalde de Timbiquí, quien agregó que “tenemos muchas necesidades y se le pide al Gobierno que nos de una mano amiga para mitigar todas estas situaciones que tenemos”, manifestó. 

Durante esta semana el Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret Mosquera, lidera una visita humanitaria al “Andén Pacífico” en la que recorre varios municipios del Cauca, Valle del Cauca y Nariño para visibilizar las graves situaciones que enfrentan las comunidades de la zona, las víctimas y grupos étnicos, entre otros. 

La misión humanitaria se extenderá ahora por los municipios de Guapi en el Cauca y Tumaco en Nariño.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.