Cargando contenido

Luego de entablar una relación, que inició redes sociales, lo señaló de haber cometido el más atroz delito.

Ciberacoso y ciberdelitos
Sextorsión imágen referencial
Javier Jules RCN Radio

La pandemia ha llevado a que miles de personas alrededor del mundo hayan empleado las redes sociales como la mejor opción para poder entablar relaciones sentimentales. Aunque esto no es una condición propia de la cuarentena, sí es algo que se ha intensificado.

Esas mismas relaciones que iniciaron en las redes sociales también para algunos se han convertido en un verdadero dolor de cabeza, por los delincuentes que se han hecho pasar por amigos para terminar extorsionando.

Así le sucedió a un hombre que entabló una relación con una mujer a través de las redes sociales. En medio de ese mundo virtual, el sujeto pensó que podía darle absoluta confianza a la mujer con toda su información.

Por eso, luego de varias semanas de relación, empezó a enviarle material que tenía índole sexual. Además, acabó confesando varias cosas de su vida privada, su condición familiar y hasta todo lo relacionado con el campo laboral.

Luego de todo ese cruce de mensajes y pensar que había una relación virtual, el sujeto empezó a pedir unos supuestos servicios sexuales que jamás se cumplieron por pate de la mujer.

Lo que no esperaba el hombre es que quien para él ya no era una desconocida empezara a amenazarlo, por cuenta de la misma información que él le había entregado. El sujeto recibió una serie de mensajes intimidantes en donde le exigían hacer una consignación de $600.000. 

Con las mismas imágenes que él le había suministrado, la mujer empezó a hacer una verdadera difamación que incluyó un señalamiento como supuesto abusador sexual de menores de edad.

Lea tambiénEl historial de mano dura que le critican a Kamala Harris, candidata a Vicepresidencia de EE.UU.

Ante la serie de amenazas, el hombre acudió ante el Grupo Antisecuestro y Antiextorsión de Bogotá. En una trabajo de investigación, se acordó el pago del dinero que la mujer exigía en una de las compañías que prestan los servicios de giros.

Tras esto, se logró identificar plenamente a la delincuente. Poco después fue capturada en el sector de Bosa Laureles, en el sucoccidente de Bogotá, cuando hacía el cobro del dinero.

Lea ademásDiana Trujillo, de Cali a Marte: la historia de la colombiana que triunfa en la NASA

De acuerdo a la Policía, este tipo de delitos ha venido en aumento. De hecho, en lo corrido de 2020 se han identificado a 52 personas responsables de este tipo de delitos.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido