Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Ejercito en el Catatumbo
Convocatoria para ser parte de la Policía Nacional.
Ejercito Nacional

Luego de llegar a un acuerdo con las comunidades de la zona, el grupo de 180 militares que estaban retenidos por campesinos cocaleros, fueron dejados en libertad y entregados a una comisión humanitaria, liderada por la Defensoría del Pueblo.

Le puede interesar: Ejército entregó informe a la JEP sobre violaciones a los derechos humanos que sufrieron los soldados

Por medio de un comunicado, el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, indicó que “gracias a la mediación de la Defensoría del Pueblo y la Personería del Municipio de Tibú, se logró poner fin a la obstrucción de las labores de al menos 180 soldados del Ejército Nacional que se encontraban en la vereda ORU 7 del municipio de Tibú en el departamento de Norte de Santander, adelantando labores del programa de erradicación de cultivos de uso ilícito”. 

Desde que se conoció la noticia el pasado martes, un grupo de funcionarios de la Defensoría en Norte de Santander viajó a la zona, con el objetivo de adelantar conversaciones con los líderes campesinos y los miembros de la tropa, para verificar lo ocurrido y el estado de salud de los soldados. 

 

“Como Defensor del Pueblo rechazo las vías de hecho y reitero la importancia del diálogo como mecanismo fundamental para lograr acuerdos entre las partes, siempre sobre la base del respeto por los derechos humanos de todos los ciudadanos, sin distingo de condición alguna”, señaló Camargo. 

Lea además: Alex Saab no aceptará cargos por lavado de activos en los Estados Unidos

Durante este jueves, funcionarios de la Defensoría adelantaron las gestiones necesarias con la comunidad y con los oficiales a cargo de la tropa en la zona para garantizar que la situación llegara a feliz término, con una manifestación unilateral, por parte de las comunidades de retirarse del lugar y de no impedir el trabajo de la fuerza pública, señaló la entidad en un comunicado.  

 

“Desde la Defensoría del Pueblo serviremos de garantes de los espacios de diálogo entre las comunidades campesinas de esta región del Catatumbo y las autoridades de los gobiernos municipal, departamental y nacional, con el fin de que se avance en el proceso de erradicación gradual de los cultivos de uso ilícito, de la mano con los programas de sustitución que permita mejorar las condiciones de vida de la población”, puntualizó el Defensor del Pueblo en medio de su declaración a los medios de comunicación.

Los soldados, pertenecientes a tres pelotones, habían sido retenidos por las comunidades desde el pasado martes, cuando los manifestantes exigían el cumplimiento de acuerdos con el pasado y el actual Gobierno en materia de asistencia social.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.