Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

ALIAS SONIA
Anayibe Rojas Valderrama, alias 'Sonia', salió de la cárcel después de 11 años y fue extraditada a Colombia.
AFP

Dirigentes de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc) destacaron la reciente decisión de un juez de los Estados Unidos, que dejó en libertad por buen comportamiento a Anayibe Rojas Valderrama, más conocida como 'Sonia', y señalaron que es algo positivo para el proceso de paz.
 
Sonia’, quien fue la primera mujer de este  grupo guerrillero extraditada a EE.UU., salió el pasado 17 de agosto de la cárcel, tras cumplir su condena, tal y como muestra su expediente y confirmó este viernes a EFE su abogada.
 

Carlos Antonio Lozada, dirigente de la Farc, sostuvo que con la libertad de esta mujer “seguimos trabajando para que más de 300 excombatientes salgan de las cárceles” y resaltó que muchos de ellos aún siguen detenidos, pese a ser nombrados gestores de paz.
 
“Con la libertad de 'Sonia' se consolidan aún más los deseos de paz de este movimiento político, esperamos que regrese lo más pronto posible a nuestro país y se integre a las tareas que se le asignen en el nuevo esquema de paz”, dijo el exjefe guerrillero.
 
Pese a que celebraron la decisión del juez norteamericano, los miembros de la Farc reiteraron que aún falta uno de sus más importantes integrantes, alias ‘Simón Trinidad’, quien sigue preso en los Estados Unidos.
 
Mauricio Jaramillo, miembro de este movimiento, dijo que "la libertad de ‘Sonia’ para nosotros es muy importante, porque en medio de un proceso tan aberrante, de todas maneras obtuvo su libertad,  eso es positivo para nosotros y para la paz de Colombia”.

Desafortunadamente sigue preso 'Simón Trinidad', a quien después de haberle hecho una cantidad de juicios que salieron fallidos, tenían que meterlo a la carcel injustamente, por secuestro (...) de todas maneras creemos que la libertad de ‘Sonia’ es una noticia muy importante para nosotros”, indicó Jaramillo.
 
En 2005, Sonia fue extraditada a EE.UU., donde el magistrado que llevó su caso la señaló como supervisora de una actividad de narcotráfico que incluyó el transporte de 150 kilogramos de cocaína a este país empleando un avión no comercial, con lo que podría haber recibido una condena de por vida, pero esta se prohibía explícitamente en el acuerdo de extradición.

La exguerrillera fue sentenciada finalmente a 16 años de prisión -muy por debajo de lo que solicitaba la Fiscalía-, parte de los cuales ha cumplido en un presidio de Texas.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.