Cargando contenido

Según recuerda el comandante del Ejército, los cultivos ilegales es uno de los principales problemas que tiene Colombia.

matas de coca
Buscan ver si con las medidas actuales es suficiente
Archivo RCN Radio

El comandante del Ejército Nacional, general Eduardo Enrique Zapateiro Altamiranda, lidera el trabajo contra los cultivos ilícitos, para evaluar el trabajo adelantado hasta el momento y determinar si se implementan nuevas estrategias que permitan mayores resultados.   

En ese sentido, el oficial habló del más reciente encuentro realizado para continuar el proceso en las zonas de análisis operacional en las Divisiones.

Le puede interesar: Colegios oficiales no regresarán a clases presenciales el primero de agosto: Alcaldía de Bogotá

“En esta oportunidad estamos en Bucaramanga, Santander, con comandante de la segunda División del Ejército Nacional, verificando la línea estratégica de erradicación en esta unidad, para analizar sus resultados y metodología de acción”, destacó el general Zapateiro.

Así mismo, explicó que estas reuniones empezaron ayer en Medellín, con el comando de la Séptima División del Ejército Nacional.  

“El flagelo de los cultivos ilícitos es un cáncer que debemos enfrentar con operaciones contundentes, para sacar a los territorios de la unidad de cuidados intensivos que impiden su progreso”, destacó el general Zapateiro frente a esta problemática.

El tema de los cultivos ilícitos no es un tema menor, ya que hay que recordar que en regiones como Nariño, se han visto en los últimos días, el montaje de estructuras militares que podrían servir como bases aéreas, dedicadas a la aspersión de cultivos ilícitos. Hecho que no ha sido aclarado por el Ministerio de Defensa.

Lea también: Por segundo año consecutivo, Colombia muestra reducción de hectáreas de cultivos ilícitos

Cabe recordar que, a mediados del mes de junio, el presidente de la República, Iván Duque, reveló el informe de Naciones Unidas (ONU) con respecto a las hectáreas cultivadas de coca en el país y aseguró que se registró una importante reducción, de un 9%, que equivale a cerca de 15 mil hectáreas. 

De acuerdo con el informe, Colombia registraba en el 2018, unas 169 mil hectáreas de cultivos ilegales, mientras que el año pasado pasó a tener 154 mil.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido