En las últimas horas la Corte Suprema de Justicia emitió una orden de captura en su contra por fraude electoral.

AIDA MERLANO EN LA CÁMARA DE REPRESENTANTES
La representante a la Cámara conservadora es investigada por compra de votos.
Captura de video

El 16 de marzo de 2017, en el marco del debate en la comisión Segunda de la cámara de Representantes una imagen se robó la atención de los asistentes. Mientras el director de la Policía, general Jorge Nieto intervenía en un debate de control político por el escándalo de la denominada "comunidad del anillo", la congresista que estaba a su lado estaba más pendiente de hacerse una trenza en su largo cabello.

Era nadie más y nadie menos que Aida Merlano, representante conservadora y en ese momento presidenta de la Comisión Segunda. Sin atender lo que decía el oficial de la Policía, mirando para el lado contrario y sonriéndole a uno de los asistentes, la congresista cerró su participación en el complejo debate. 

De lo que dijo el general muy pocos se acuerdan. La actitud de Merlano nubló sus palabras, y en cuestión de horas el vídeo sobre su arduo trabajo por controlar su cabello y realizarse una trenza ocuparon los medios nacionales.

(Ver: Corte Suprema emitió orden de captura contra Aida Merlano)

Pocos meses después, más exactamente el 6 de mayo, la congresista estuvo inmersa en otro escándalo. En esa oportunidad la representante del Atlántico agredió al personal de la aerolínea Avianca que no le permitieron ingresar a la sala de abordaje puesto que ya que se había dado por terminado el proceso de embarque.

Merlano llegó tarde al aeropuerto El Dorado de Bogotá. Además de esto no adelantó el trámite en el mostrador de atención para obtener su pasabordo con número de silla del vuelo con rumbo a Montería, sino que se dirigió a la sala VIP de la aerolínea. Pocos minutos después salió para la sala de abordaje.

En ese momento tres empleados de Avianca le manifestaron que no podía ingresar puesto que no contaba con el respectivo pase de abordar. La congresista les puso de presente su cargo y acto seguido golpeó e insultó a una de las empleadas. Un funcionario de seguridad que llegó para controlar la situación recibió un rasguño en su cara.

Por estos hechos la Aeronáutica Civil la multó por su conducta. El reglamento establecía una sanción de 4,5 salarios mínimos vigentes al "pasajero o quien, con la intención de viajar, ingresé en un muelle de embarque del aeropuerto sin que se le haya expedido el respectivo pasabordo".

(Ver: Captura de Aida Merlano deja en vilo la curul del Conservatismo en el Senado)

La dirigente conservadora, una de las protegidas del clan liderado por el senador Roberto Gerlein, fue cuestionada además en diferentes sectores políticos por sus proyectos de ley, como el de declarar la agua de panela como patrimonio gastronómico de la Nación y exaltar la obra musical del cantante de vallenato, Diomedes Díaz.

Hoy en día está en la mira de las autoridades por uno de los escándalos de corrupción más grandes en los últimos años: la compra de votos para los comicios del pasado 11 de marzo.

Según la investigación, su campaña pagaba 40 mil pesos por voto. Para garantizar su elección montó un complejo sistema en la "Casa Blanca", sede principal de su campaña en la ciudad de Barranquilla.

La Corte Supema la investiga por los delitos de concierto para delinquir; fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego accesorios, partes o municiones, y ocultamiento, retención y posesión ilícita de cédulas.

La representante a la Cámara, conforme la noticia criminal, y los diferentes elementos materiales de prueba recaudados, indican que incurrió en la práctica de comportamientos que atentan contra la libre participación de los colombianos en las justas electorales, elemento fundamente de la organización política nacional. 

Esta posible afectación a la libertad de elegir, obligan a la Sala a tomar medidas para evitar el riesgo que esas conductas se repitan y afecten el sistema democrático, la libre facultad de elegir y ser elegido, protegiendo los fundamentos del Estado Social de Derecho, forma de organización política de la sociedad colombiana.  

Encuentre más contenidos

Fin del contenido