Cargando contenido

Pidió a la Corte Suprema tener en cuenta la declaración del asesinado Carlos Areiza sobre supuestas presiones para buscar falsos testigos.

Luis Alfredo Ramos
Luis Alfredo Ramos.
Colprensa

Pese a que la Corte Suprema de Justicia ya cerró el caso y está a punto de tomar una decisión sobre el proceso de parapolítica contra el exgobernador y exsenador Luis Alfredo Ramos, este utilizó su último recurso en busca de la absolución. 

Ramos entregó ante la secretaría de la corporación una solicitud para que la Sala Penal tenga en cuenta un análisis grafológico, aportado por él, que señala que el testigo asesinado Carlos Areiza sí escribió una carta donde dice que fue presionado para conseguir falsos testigos en su contra

Un peritazgo forense de los documentos entregados por Carlos Areiza al abogado Jaime Restrepo, tanto en el juzgado como de la Corte Suprema de Justicia, en el que consta que el señor Areiza venía recibiendo presiones entre otras del entonces parlamentario Iván Cepeda para conseguir falsos testimonios en contra de Luis Alfredo Ramos, Álvaro y Santiago Uribe y de José Obdulio”, señala Ramos en la solicitud. 

El exsenador aseguró: “Soy inocente y reitero que sigo a la espera de mi fallo absolutorio de acuerdo a lo probado en el proceso y a lo pedido por la Procuraduría por no existir prueba en mi contra alguna”. 

Dicha solicitud se presenta cuando la Corte se apresta a determinar si absuelve o no a Ramos en el proceso por parapolítica. 

La Corte Suprema de Justicia comenzó ya el estudio de la ponencia que presentó el magistrado Eider Patiño ante la Sala Penal. 

En el documento, se pide que el exgobernador Ramos pague una condena de 108 meses de prisión (9 años) por sus aparentes vínculos con grupos paramilitares.  

En la ponencia, que tiene 187 páginas, el magistrado manifiesta la necesidad de que el exmandatario cumpla adicionalmente con el pago de una multa de 11.000 salarios mínimos, lo que corresponde a 8.591 millones de pesos, que serían usados para reparar a las víctimas. 

Además, el magistrado Patiño proyecta una orden de captura sin beneficios de excarcelación, lo que significaría que Ramos volvería a prisión luego de haber recuperado su libertad en noviembre de 2016. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido