Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Exfiscal Moreno
Cortesía: Migración Colombia

El exjefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía General, Luis Gustavo Moreno fue trasladado a las instalaciones del búnker después de ser extraditado tras cumplir su condena en los Estados Unidos por exigirle dinero al exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus con el fin de archivarle varias investigaciones por corrupción en el departamento. 

En la tarde de este viernes Moreno llegó extraditado de los Estados Unidos tras cumplir una condena por el delito de lavado de activos. Agentes de Migración Colombia lo detuvieron cuando ingresaba al país puesto que en su contra existe una condena por los delitos de concusión y utilización indebida de información privilegiada en el proceso que se le adelanta por el denominado escándalo del 'cartel de la toga'.

El exfiscal anticorrupción llegó a bordo de un vuelo comercial que aterrizó en suelo colombiano a las 11 de la mañana en el aeropuerto El Dorado de Bogotá donde lo esperaba un operativo de Migración Colombia.

Moreno tiene pendiente una sentencia de cuatro años y diez meses de prisión en Colombia, por su participación en el entramado de corrupción en la Rama Judicial.

Cabe recordar que desde Estados Unidos el exfiscal anticorrupción prendió el ventilador y salpicó a varios exsenadores y exmagistrados de las altas cortes que supuestamente habrían pagado y recibido millonarias sumas de dinero para que se archivaran o desviaran investigaciones.

Una de sus recientes apariciones ocurrió en medio del juicio que se adelanta contra el expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Ricaurte, quien habría sido uno de los cerebros detrás del 'cartel de la toga'.

Moreno reveló los detalles de cómo funcionaba esta "empresa criminal" y la participación del exmagistrado Ricaurte.

“Era una garantía que estuviera bajo el manto protector del doctor Ricaurte (...) bajo esa línea de la oficina, del grupo, de esta organización y eso les permitía tener la tranquilidad, por ejemplo, en los casos que se adelantaban en el despacho del doctor Gustavo Malo que, a pesar de que hubiera evidencia o a pesar que existiera un funcionario instruyendo y que se tuviera esa convicción, no se iba a tomar una decisión que los afectara; de esa forma se beneficiaron las personas que se acercaron de diferentes formas a la organización”, aseguró Moreno en su declaración en el juicio.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.