Cargando contenido

El oficial espera que las investigaciones de la Fiscalía General permitan establecer rápidamente los hechos que rodearon la muerte de su hija.

María Andrea Cabrera
Foto: Facebook María Andrea Cabrera

El general (r) Fabricio Cabrera aseguró que confía plenamente en que las investigaciones que adelanta la Fiscalía General establezcan plenamente los hechos que rodearon la muerte de su hija, María Andrea Cabrera, después de salir de una fiesta en la Zona T de Bogotá el pasado 3 de febrero.

Para el oficial, las autoridades deben revisar todos los elementos materiales probatorios citados por su abogado que probarían que se trató de un homicidio, señalando que a su hija alguien le mezcló  una fuerte droga en su trago mientras se encontraba en la fiesta, lo que le causó la muerte.

Sostiene que como padre de Andrea tiene total claridad de quién era su hija, señalando que sabe que ella no sería capaz de tomar alucinógenos o cualquiera de estas sustancias de manera voluntaria.   

"La Fiscalía está adelantando las investigaciones del caso pero hay una cosa clara ella estaba con sus mejores amigas una de las cuales también resultó afectada", aseguró el oficial en retiro.

Las versiones recolectadas hasta el momento arrojaron que ella se encontraba departiendo con cuatro hombres que, si bien no eran amigos, eran conocidos de ellas e inclusive uno de ellos estudiaba en la universidad en la que trabaja

Sostuvo que de manera conjunta se está trabajando con los organismos de investigación para que esos hechos no se vayan a quedar en la impunidad.

"Lamentablemente esto lo hacen personas allegadas a la familia, igual como los abusos sexuales que se cometen contra los niños que principalmente son los familiares más cercanos o los amigos como está documentado en las diferentes estadísticas que llevan de este tema", dijo el general.

El Instituto de Medicina Legal reveló el pasado viernes que una mezcla de éxtasis y alcohol fue la causa de la muerte de la joven de 25 años.

Cabrera salió con un grupo de amigos a una discoteca ubicada en la Zona T, en el norte de Bogotá. Luego de finalizada la fiesta salieron a la casa de una de sus mejores amigas a departir.

Sin embargo, en dicho lugar les indicó a sus compañeros que se sentía mal. En el apartamento perdió el conocimiento, por lo que fue trasladada a la Fundación Santa Fe donde falleció. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido