Cargando contenido

La Corte Suprema señaló que en el contrato debe quedar explicitó la forma cómo debe quedar el paciente.

Enfermedades
El 99 % de los casos el VPH es curable
Imagen de uso libre- Px Here

Los médicos cirujanos y estéticos no están obligados a dar los resultados deseados por un paciente después de una cirugía estética, salvó que en el contrato quede explícitamente aclarado la forma cómo debe quedar el paciente.

Así lo señaló la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia al negar la demanda de una mujer contra un médico cirujano que le practicó dos cirugías plásticas sin lograr los resultados que ella deseaba.

La cirugía se practicó el 11 de septiembre de 2002 y consistía en una abdominoplastia y un rejuvenecimiento fácil para lograr “verse con varios años menos de apariencia edad”, el medico debía corregir la flacidez de la piel, levantar las cejas y pómulos, “en general devolver la juventud”.

Lea más: Falleció el médico que por primera vez alertó del coronavirus, pero fue reprimido

La mujer aseguró que la cirugía le provocó parálisis facial, una lesión en el nervio ocular del ojo izquierdo y “grandes y desagradables cicatrices en el cuello cabelludo, detrás de las orejas, síndrome de ojo seco, inflamación y dolor permanente durante más de un año”.

El proceso pasó por un juzgado de Valledupar y por el tribunal de la misma ciudad que concluyeron que el médico nunca actuó de manera negligente, al contrario, cumplió con los protocolos médicos establecidos para ese tipo de cirugías.

“No se demostró que las afectaciones físicas hayan sido ocasionadas producto de la cirugía, (…) las afectaciones físicas pudieron ser consecuencia de una intervención quirúrgica anterior (…) en los registros médicos se dejó constancia de que la cirugía se había realizado sin complicaciones – también se probó que el medico cumplió con todo el procedo postoperatorio para la recuperación de la paciente”, señaló el Juzgado.

Le puede interesar: Un intento más en busca de regular la cirugía plástica en Colombia

Por su parte, el Tribunal dijo que el médico había cumplido con su trabajo, al contrario, la mujer había dejado de asistir a los postoperatorios porque ya existían los discursos del resultado de la cirugía, “culpa del paciente por no haber cumplido las prescripciones respectivas”

El Tribunal además aclaro que en el contrato nunca se acordó que los resultados iban a ser exactos “si en el contrato se hubiera asegurado un determinado resultado, si no lo obtiene sería culpable (…) pero si tal resultado no se ha asegurado, el medico quedara sujeto a las reglas generales sobre la culpa”.

Al llegar el caso a la Corte, la Sala Civil determinó que “la obligación del médico es por norma general de medio”, lo que implica que la señora debía demostrar que realmente el medico había incumplió con sus deberes de aplicar un adecuado procedimiento o que en el contrato se había comprometido a dar resultados precisos.

La Corte también señaló que “no es cierto que siempre las obligaciones del médico dentro de la cirugía estética sean de resultado y que, aun actuando con toda la diligencia y cuidado, se pueden presentar complicaciones debido a factores externos o personales del paciente que pueden modificar los fines deseados”.

También se dijo en la sentencia que el médico no se comprometió a dar algún resultado sino a realizar esas intervenciones aplicando todo su conocimiento y las mejores técnicas existentes para garantizar una buena intervención.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido