Cargando contenido

El exsenador busca que su caso sea conocido por la JEP.

Musa Besaile es procesado por el 'cartel de la toga' y la parapolítica.
Musa Besaile, involucrado en el Cartel de la Toga, como en el caso Odebrecht, tiene intención de colaborar con la justicia.
Colprensa

La Justicia Especial para la Paz (JEP) estudia actualmente una petición presentada por la defensa del exsenador Musa Besaile Fayad para acogerse a esta jurisdicción especial. En el documento manifiesta que revelará la verdad sobre varios casos de interés nacional.

El excongresista del partido de ‘La U’ insiste en que los hechos por los que es investigado por presuntos nexos con grupos paramilitares en Córdoba debe ser de conocimiento de la JEP y no de la Corte Suprema de Justicia, situación por la cual insiste en el traslado de su expediente.

En contexto: Consejo de Estado decretó la "muerte política" a Musa Besaile

Para convencer a los magistrados de la JEP, Besaile Fayad manifestó que tiene información exclusiva sobre los vínculos de dirigentes políticos con el Bloque Córdoba de las Autodefensas Unidas de Colombia que en su momento comandó Salvatore Mancuso Gómez.

En el documento de seis páginas, el exsenador –que se presenta como un exagente del Estado- manifiesta que está presto a entregar esta información sobre los pactos políticos con este grupo armado ilegal que se adelantaron en la región entre 1998 y 2006.

Igualmente advierte que tiene datos sobre el ‘cartel de la toga’- caso por el cual también enfrenta un proceso penal- frente a otros magistrados, abogados, funcionarios judiciales y políticos que estarían involucrados en este escándalo de corrupción.

Lea además: Fiscal de la JEP se comprometió a entorpecer envío de pruebas en caso ‘Santrich’

Besaile señala que dará información sobre el tiempo, modo y lugar del pago de millonarios sobornos para desviar, archivar y entorpecer procesos penales en la Corte Suprema de Justicia –principalmente- y la Fiscalía General.

El exsenador es investigado por presuntamente pagar dos mil millones de pesos al exmagistrado Gustavo Malo Fernández para que cancelara en 2014 una orden de captura en su contra dentro del escándalo de la ‘parapolítica’.

Por estos hechos el Consejo de Estado le decretó la “muerte política”. En diferentes oportunidades, el excongresista oriundo de Sahagún ha buscado firmar un acuerdo de colaboración con las autoridades judiciales para resolver otras investigaciones.

Lea también: Piden investigar a Roberto Prieto por falso testimonio en proceso contra Musa Besaile

El excongresista se encuentra privado de su libertad actualmente en el Centro militar y penitenciario en la localidad de Puente Aranda, en el sur de Bogotá.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido