Cargando contenido

Para la juez Hilda María Saffon, la creatividad e ingenio de un caricaturista no puede limitarse por aquellos que no comparten su opinión.

IVÁN DUQUE Y MATADOR
Colprensa y @matadorcartoons

La juez Hilda María Saffon negó una tutela interpuesta contra 'Matador' por una caricatura que mostraba al candidato presidencial del Centro Democrático, Iván Duque, como un cerdito. 

Lo que pretendía la persona que interpuso la tutela, dice Saffon, "es un modo de censura", y disminuir el "potencial crítico" de una caricatura como la de 'Matador' "sería violar el derecho de los lectores al pluralismo de ideas, de opiniones, y sería contrario al estado social de derecho y por ende a la democracia", agrega. 

"La manifestación de creatividad e ingenio de un caricaturista no puede ser limitada por quien ve la caricatura y simplemente no le gusta o no comparte la opinión expresada por ese medio", sentencia la juez. 

El pereirano Julio César González, conocido en el mundo de la caricatura como 'Matador', aplaudió la decisión. Para él, la inadmisión de esta tutela es un precedente en Colombia y es un muy buen mensaje para que las personas dejen a un lado la pretensión de cortar las libertades individuales a pedacitos.

Lo que pasa es que los uribistas están con los taches arriba, porque Iván Duque es como una mascota de Álvaro Uribe, y esto lo estoy reflejando en las caricaturas. No pasaba así cuando era uribito y Zuluaga, porque ellos eran más unos títeres”, aseguró el caricaturista. 

González afirmó que, después de la publicación de la caricatura, ha recibido todo tipo de insultos a través de redes sociales, pero también el apoyo de los colombianos que les agradó la figura del marranito, como él lo llama. 

La tutela fue interpuesta por el abogado José Luis Reyes Villamizar, seguidor del Centro Democrático. 

Reyes Villamizar argumentaba que la caricatura vulneraba los derechos fundamentales al buen nombre, libertad de conciencia y la libertad de elegir de los militantes uribistas. 

Estoy haciendo respetar la pertenencia y afecto por un partido político. No soy militante, no recojo votos, no reparto camisetas, solo me he expresado con mis amigos y conocidos en el sentido de mostrarme partidario con las ideas del Centro Democrático”, dijo el abogado el pasado 8 de marzo. 

Sin embargo, para la jueza Saffon, en la caricatura "no se observa violación de los derechos fundamentales invocados". 

Esta es la caricatura:

Encuentre más contenidos

Fin del contenido