Cargando contenido

El senador fue sentenciado a seis años y ocho meses de prisión por recibir sobornos.

BERNARDO ÑOÑO ELÍAS
Archivo

Para la Corte Suprema de Justicia, el senador del Partido de La U, Bernardo 'Ñoño' Elías se convirtió en un mandadero de Odebrech con el único fin de favorecerlos para que se les entregaran millonarios contratos viales en el norte de Colombia. 

La Sala de Casación Penal indicó que el congresista, oriundo de Sahagún (Córdoba) movió sus influencias con el único fin de beneficiar las pretensiones de la empresa brasileña. 

“Convirtiéndose en un mandadero de una empresa extranjera o multinacional, y poniendo las instituciones públicas al servicio de los intereses de ese capital, con evidente traición al pueblo, cuya representación se ejerce”, señala la sentencia. 

La Sala reprochó el comportamiento del senador calificándolo como “un resquebrajamiento total de la función pública el que un servidor acepte una promesa remuneratoria y reciba dinero para ejecutar actos contrarios a sus deberes oficiales así como también que utilice indebidamente las influencias derivadas del ejercicio de su cargo y/o de su función para incidir sobre otro en los asuntos que conoce o va a conocer”.

El senador fue condenado a seis años y ocho meses de prisión por realizar gestiones en favor de Odebrecht por el otrosí de la obra Ocaña-Gamarra en el contrato de la Ruta del Sol II, así como lograr el cierre financiero del contrato de Navelena para la navegabilidad del Río Magdalena.

Como pruebas en su contra, la Sala tuvo en cuenta las declaraciones rendidas por el expresidente de Odebrecht en Colombia, Eleuberto Martorelli; el empresario Gabriel Alejandro Dumar Lora, el exsenador Otto Nicolás Bula Bula y el contratista Federico Gaviria Velásquez, quienes también están siendo investigados por este caso.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido