Cargando contenido

El excongresista es investigado por la Corte Suprema por cuatro delitos dentro de este escándalo de corrupción.

Antonio Guerra de la Espriella
Exsenador Antonio Guerra de la Espriella
Foto: Colprensa

Por orden de la Corte Suprema de Justicia, el exsenador Antonio Guerra de la Espriella fue trasladado a una Escuela de Caballería del Ejército Nacional para que cumpla su medida de aseguramiento dentro del proceso que se le adelanta por su presunta responsabilidad en el escándalo de Odebrecht.

La Sala de Instrucción aceptó la petición de la defensa para que se le otorgara una reclusión especial, mientras se resuelve su situación jurídica. Igualmente se ordenó una ubicación especial con el fin que no tenga ningún tipo de contacto o acercamiento con otros procesados por este escándalo de corrupción quienes se encuentran privados de su libertad en esa guarnición militar.

En contexto: Odebrecht: Se entregó el exsenador Antonio Guerra de la Espriella

Esto haciendo referencia a los exsenadores Otto Nicolás Bula Bula –quien enfrenta actualmente un proceso penal- y Bernardo Miguel Elías Vidal, más conocido como ‘Ñoño’, quien fue sentenciado a cinco años y seis meses de prisión después de haber aceptado su participación en la repartición de los sobornos enviados por Odebrecht para recibir contratos viales.

De la Espriella, quien se entregó a las autoridades el pasado 21 de marzo, es investigado por los delitos de enriquecimiento ilícito, concierto para delinquir agravado, cohecho y tráfico de influencias. Esto por presuntamente concertarse con otros parlamentarios para beneficiar a la empresa brasileña con la adición de un contrato al proyecto de la Ruta del Sol II.

Lea además: Odebrecht: ANI busca reparación simbólica en proceso contra el exsenador Plinio Olano

Los hechos se habrían presentado en el año 2012, cuando Odebrecht “giró” 4,6 millones de dólares para que se le entregara de manera directa la construcción de la vía Ocaña-Gamarra en Norte de Santander con la figura del “otrosí”, esto con la finalidad que no se adelantara una licitación pública.

El exsenador de Cambio Radical habría hecho parte activa del grupo conocido como los “bulldozer” quienes se repartieron parte del dinero enviado por la multinacional para beneficiar sus intereses.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido