Cargando contenido

El excongresista es investigado por su presunta participación en el movimiento de los sobornos enviados por la multinacional.

ANTONIO GUERRA DE LA ESPRIELLA
El exsenador Antonio Guerra de la Espriella.
Colprensa

Dos fincas ubicadas en el municipio de San Marcos (Sucre) y un vehículo marca Volvo de propiedad del exsenador Antonio Guerra de la Espriella pasarán a proceso de extinción de dominio.

En contexto: Odebrecht: Juicio formal contra el exsenador Antonio Guerra de la Espriella

Los bienes, según indicó el ente investigador, están avaluados en 607 millones de pesos y habrían sido adquiridos con los negocios ilegales que habría adelantado el excongresista para beneficiar a la multinacional Odebrecht.

Bienes del exsenador Antonio Guerra de la Espriella

La decisión se tomó después de conocerse un informe técnico en el que se “evidenciaría como el exparlamentario, aprovechando su posición y contratos, habría incurrido en hechos de corrupción a favor de la multinacional”.

En este punto se señala que tras realizar los cruces de la información contable y financiera por parte de la policía Judicial de la Dirección Especializada de Extinción de Dominio se pudo inferir que se presentó un incremento injustificado del patrimonio del exsenador entre los años 2012 y 2017.

Los bienes incautados fueron entregados a la Sociedad de Activos Especiales (SAE) para que sean administrados.

En la actualidad, el exsenador enfrenta un proceso penal en la Corte Suprema de Justicia por presuntamente haber movido sus influencias para beneficiar a Odebrecht con proyectos viales y de infraestructura en el norte del país.

Lea también: Cartel de la toga: Luis Gustavo Moreno no declaró en el juicio contra exmagistrado Ricaurte

Por presuntamente haber inferido en agilizar el trámite de suscripción del contrato de estabilidad jurídica que necesitaba la multinacional para el contrato de la Ruta del Sol II, el excongresista habría recibido 200 millones de pesos.

Igualmente, habría sido clave en el movimiento de sobornos para que Odebrecht resultara beneficiada con la adición para la obra Ocaña – Gamarra y el proyecto que buscaba recuperar la navegabilidad en el Río Magdalena y el cual fue firmado con Navelena.

El exsenador fue acusado formalmente por los delitos de concierto para delinquir, tráfico de influencia, cohecho y enriquecimiento ilícito.

Por estos mismos hechos, enfrenta un proceso disciplinario en la Procuraduría General.

En la actualidad se encuentra privado de su libertad en una guarnición militar. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido